El Internet de las Cosas impulsará el mercado de componentes

Cloud

Con cada vez más dispositivos conectados a la Red, algunos de los segmentos a los que se augura un gran crecimiento son los de los procesadores, sensores y comunicaciones que incorporarán los dispositivos asociados al Internet de las Cosas.

De acuerdo con Gartner, mientras que el crecimiento total del mercado de semiconductores será del 5,7% en 2015, el segmento correspondiente de estos dispositivos conectados al Internet de las Cosas (IoT) se incrementará un 36,2%.

La previsión que maneja la consultora es que las unidades de procesamiento serán las que más ingresos reportarán al total del segmento de componentes para IoT, sobrepasando los 7.500 millones dólares en 2015. Aquí se incluyen microcontroladores y procesadores integrados.

Por su parte, los sensores (tanto ópticos como no ópticos) serán el área con mayor crecimiento, con un 47,5% de incremento el año que viene con respecto al actual.

image001
Previsión de crecimiento de los ingresos del mercado de semiconductores asociados a dispositivos del Internet de las Cosas, según Gartner.

“La demanda de miles de millones de cosas va a notarse en toda la cadena de valor, desde el software y los servicios hasta los semiconductores”, comentan desde Gartner. “Estas ‘cosas’ impulsarán enormemente la demanda de chips individuales. El crecimiento de los dispositivos semiconductores relacionados con el Internet de las Cosas provendrá de sectores tan dispares como el industrial, sanitario, automovilístico, doméstico, etc.

Por ejemplo, una de las previsiones que apuntan desde la consultora es que la industria del automóvil jugará un papel muy importante en la demanda de semiconductores durante los próximos cinco años. Un impulso que viene motivado tanto por la búsqueda de mayor seguridad y comodidad al volante, como por el desarrollo de vehículos más autónomos.

Un ejemplo de cómo el Internet de las Cosas va a transformar esta industria todo lo relacionado con el mantenimiento predictivo. La implantación de pequeños sensores en el motor permite una mejor experiencia para el usuario, al mismo tiempo que supone un enorme ahorro de costes tanto para su dueño como para su distribuidor.

Otro segmento que saldrá beneficiado es el de la iluminación LED, tanto por la reducción de costes como por los nuevos servicios que podrán desarrollarse gracias a su capacidad de conectar, crear redes y procesar información sobre los distintos entornos.

Los consumidores que buscan mejorar su estilo de vida también desempeñan un papel fundamental en el crecimiento del Internet de las Cosas, y por ende de la mayor demanda de semiconductores. Seguirán aumentando los ingresos en los segmentos de Smart TV, set-top box y, por su puesto, en el de las gafas inteligentes y los smartwatches, en la medida en la que los dispositivos wearables se afianzan en el mercado y ganan terreno en la vida de los consumidores.

“Pronosticamos un crecimiento de más del 30% en los ingresos del segmento de semiconductores para IoT. “Estos ingresos afectan a un número de industrias imaginables y es impulsado por el inmenso número de dispositivos de bajo coste. Aunque hay gente que cree que este crecimiento va a transformar la industria de los semiconductores, los estudios muestran que la mayoría de dispositivos IoT son productos básicos. Y es que los dispositivos de bajo coste son uno de los mayores impulsores del Internet de las Cosas“, explican desde Gartner.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor