El Internet de las Cosas será un verdadero reto a partir de 2015

Empresas

Incorporar objetos conectados y gestionar más datos será un desafío al que usuarios y empresas empezarán a enfrentarse el año que viene.

No cabe duda de que el mundo se mueve hacia un futuro cada vez más conectado, pero la velocidad con la que los consumidores y las empresas harán frente a esta transición aún no está clara.

Una encuesta llevada a cabo por Edelman Berland en mayo destacó que el 44% de los ejecutivos en todo el mundo todavía no había oído hablar del Internet de las Cosas (IoT); el 30% sí lo había escuchado pero no estaba familiarizado con el concepto; y el 26% estaba totalmente familiarizado.

Esto va a cambiar al año que viene, según un nuevo informe de eMarketer sobre las principales tendencias digitales para 2015, puesto que la mayor oportunidad que presenta el IoT no es la creación de dispositivos sino la recogida masiva de ideas a través de los datos que mostrarán los aparatos conectados.

Será una gran ocasión para el mundo empresarial y el reto estará en vincular los datos de manera eficaz.

Para los vendedores, el potencial del Internet de las Cosas es doble. Por un lado, la enorme cantidad de productos y servicios nuevos que se comercializarán a consumidores y empresas. Por otro, todo lo que emergerá a partir de la interacción de las personas con los aparatos conectados.

Gestionar la sobrecarga de datos ya es una preocupación en la actualidad. Añadir exponencialmente más objetos y más datos será un desafío al que usuarios y empresas empezarán a enfrentarse el año que viene.

Según un estudio de Gartner, en 2015 habrá 4.900 millones de cosas conectadas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor