El iPad Pro de 12 pulgadas será como Microsoft Surface y más delgado que el iPhone 6

MovilidadTabletas

Más ancho, más largo, pero no más grueso. Podría ser uno de los dispositivos más delgados jamás desarrollados por Apple y su objetivo sería el mismo público al que Microsoft ha dirigido su tablet Surface, profesionales que requieren de una mayor potencia y un mayor tamaño de pantalla. Ahora imaginemos todo eso un iPad con pantalla de 12 pulgadas y con un chasis más delgado que el del iPhone 6 Plus.

Pensando también en esos usuarios profesionales que para demostraciones o para edición de video y audio necesitan obtener unas adecuadas prestaciones sonoras se incluirían unos altavoces de mayor calidad que los que actualmente incorpora el iPad Air 2.

El objetivo sería muy similar al que trata de conseguir el Microsoft Surface, un dispositivo a medio camino entre el tablet y el portátil, en este caso algo intermedio entre el iPad Air 2 y el MacBook Air. Queda la duda de cómo resolverían en Cupertino la cuestión del teclado, algo que casi fue lo que más sorprendió en Surface y que posiblemente podría consistir en una Smart Cover como la actual para iPad con una superficie táctil interna a modo de teclado qwerty.

Conviene recordar que en los últimos tiempos las ventas del iPad se han estancado (especialmente en el modelo con pantalla de 9,7 pulgadas parcialmente canibalizado por su hermano pequeño de 7,9 pulgadas, así que es más que posible que este iPad Pro con pantalla de 12 pulgadas pueda suponer un cierto revulsivo a las ventas.

Si finalmente los últimos rumores que confirmarían la próxima aparición del dispositivo se confirman sería una nueva ocasión en que las declaraciones de los líderes de Apple quedan en agua de borrajas. Si ya Steve Jobs negó que tuviera sentido para la marca de la manzana mordida la inclusión en su catálogo de un tablet con pantalla de 7 pulgadas de tamaño (y todos sabemos el gran éxito que ha supuesto el iPad Mini) ahora también se despreciaría la tajante afirmación de Tim Cook en 2012 cuando al respecto de los híbridos tablet-portátil afirmó que cualquiera pareja de dispositivos puede unirse en uno solo (el mencionó la fusión de una tostadora y un frigorífico) pero sólo tendrá éxito si la experiencia de uso satisface al potencial comprador más que sí dispone de ambos por separado, confirmando a continuación la decidida apuesta de Apple por el iPad así como por el MacBook Air apuntando a que habría usuarios que preferirían disponer de ambos por separado antes que de un híbrido de los dos, negando (hace dos años) que estuvieran planteándose una convergencia entre su tablet y su portátil ultradelgado.

A comienzos de este mismo año el vicepresidente de marketing de Apple, Phil Schiller, declaraba que estamos en un mundo en el que el usuario tiene móvil, tablet y portátil y que no elige de manera excluyente, sino que decide qué dispositivo emplear para cada situación.

Ahora falta comprobar si en este proceso de convergencia emprendido por Apple, con la “iOSización” de MacOS X Yosemite, la aparición de un iPad Pro supondría también la hibridación del propio sistema operativo que llevase instalado dicho dispositivo.

vINQulo

Makotara

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor