El iWatch podrá ser el estímulo financiero que necesita Apple

CloudEmpresas

Tras la nueva bajada que ha experimentado la compañía en bolsa, se empieza a especular sobre la rentabilidad que le puede dar el nuevo producto.

Apple planea el lanzamiento de su iWatch a finales de este año y con él el fabricante volverá a tomar  la delantera en el mercado de la informática portátil.

Tras la nueva bajada que ha experimentado la compañía en bolsa, donde ha seguido empeorando desde que comenzó el año, ya se empieza a especular sobre la rentabilidad que le puede dar este nuevo producto que está por llegar.

En 2010, la consultora iSuppli estimó que el coste de Apple por la fabricación de su iPod Nano (se lanzó al mercado para jugar la baza de las pequeñas pantallas y terminó siendo utilizado como un reloj por muchos usuarios -tal vez fue un anticipo del iWatch-)  fue de 45,10 dólares.

Apple comercializó el iPod Nano de 8 GB por 149 dólares y el iPod Nano de 16 GB por 179 dólares, con lo que los datos vertidos por iSuppli arrojan que fue un producto verdaderamente rentable, como recoge Business Insider.

No se sabe lo que Apple está planeando para el iWatch, pero si se utiliza esta estimación aproximada de iSuppli, no es difícil imaginar que los márgenes serán bastante saludables y podrá suponer un respiro frente a la corriente negativa que se cierne sobre la empresa en el Nasdaq.

Muchas son las cuestiones que empiezan a aflorar en torno al nuevo lanzamiento y las prestaciones del producto.

Según un último informe, todo apunta a que el iWatch funcionará bajo iOS, algo que a Apple le traerá varias ventajas: una sola base de código a través de su línea móvil, más potencial para desarrolladores externos y un sistema familiar para los usuarios nuevos.

No obstante, antes de presentarlo al mercado el fabricante debe hacer frente a problemas relacionados con la duración de la batería.

Según fuentes de The Verge, el prototipo de reloj que la empresa tiene en marcha solo aguanta un par de días sin carga. Apple quiere extenderlo a un mínimo de cuatro a cinco días antes de su lanzamiento.

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor