El kit de preinstalación de Windows 7 para ensambladores OEM se retrasa

CloudEmpresasFabricantes de SoftwareMercados FinancierosProveedor de ServiciosProyectosStart-Up

Microsoft ha justificado su decisión argumentando que, en caso contrario, podrían interferir en la fecha de disponibilidad general del nuevo sistema operativo.

Microsoft ha retrasado el lanzamiento del kit de preinstalación OEM de Windows 7 para los ensambladores de sistemas más pequeños, argumentando que de lo contrario podría interferir con la fecha de disponibilidad general del sistema operativo.

El objetivo de los de Redmond es que las pymes y las grandes compañías lleven a cabo una actualización de alta tecnología.

El kit de preinstalación OEM es vital para la instalación de copias personalizadas de Windows 7 automáticamente en múltiples máquinas y su liberación otorgaría a los integradores de sistemas locales tiempo para ajustarse a la demanda que se espera genere el nuevo sistema operativo entre las empresas y los consumidores.

microsoftlogo0.jpg

“Windows 7 OPKS no se encuentra disponible actualmente para integradores de sistemas. Estamos demorando la entrega de los integradores de sistemas por dos razones. En primer lugar, porque éstos son meramente locales y tiene cadenas de suministro poco complejas. En segundo lugar, porque no hay forma eficaz de proporcionar al ecosistema de partners el producto establecido y mantener la fecha de disponibilidad general”, explica un portavoz de la compañía.

Microsoft espera que el lanzamiento de Windows 7 obligue a una actualización de hardware en las pymes y las grandes empresas, cuyos equipos tenían una media de 6,1 años en 2008. Las empresas que podrían beneficiarse de este proceso de actualización serían Intel, AMD, HP y Dell, entre otras.

Una encuesta reciente realizada por Deutsche Bank ha indicado que las tasas de penetración de Windows 7 dentro de las empresas podrían ser superiores a las de Windows XP y Windows Vista.

Sin embargo, otros estudios han subrayado que la tasa de penetración para el nuevo sistema operativo puede ser frenado por una reducción radical de los presupuestos y la falta de tiempo por parte de los administradores TI a la hora de instalar el sistema y capacitar a los nuevos usuarios.

Autor: DRosolen
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor