El lado negativo para Lenovo de la compra de Motorola, los accionistas

Empresas

La adquisición es un paso correcto estratégicamente, pero tendrá un efecto negativo en los ingresos de la compañía durante varios años.

Los inversores han tenido casi una semana para digerir la arriesgada decisión de Lenovo de comprar el poco rentable negocio de Motorola.

Los últimos resultados del fabricante de móviles han arrojado unas pérdidas netas de 928 millones de dólares en 2013 frente a los 616 millones de dólares en 2012.

Las acciones del gigante chino cayeron la semana pasada un 8,2% tras el anuncio de la compra.

“Sin cortar gastos, Motorola tiene que duplicar las ventas para alcanzar el equilibrio, lo cual es un reto”, ha manifestado el analista de Jefferies, Ken Hui, como recoge The Wall Street Journal.

Ahora los inversores de Lenovo están centrados en el dolor a corto plazo que se prevé tras la adquisición de este negocio, en vez de en las perspectivas de expansión que Motorola dará a la compañía.

La adquisición “es un paso correcto, pero tendrá un efecto negativo en los ingresos durante varios años”, ha aclarado el analista de Jefferies. Por ello Lenovo mantendrá una clasificación inferior en los mercados.

No obstante, el acuerdo de Motorola es parte de los esfuerzos de la firma por encontrar fuentes adicionales de beneficios aparte del negocio de PC.

A pesar de que el año pasado Lenovo superó a HP como líder mundial y se convirtió en el mayor fabricante de ordenadores del mundo por ventas, el crecimiento en la industria global de PC será limitado en los próximos años por la tendencia de los consumidores y las empresas hacia los dispositivos móviles.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor