El mercado de “Internet de las cosas” superará al de PC, móviles y tablets conjuntamente

Cloud

Se denomina “Internet de las cosas” a la incorporación a la Red de dispositivos más allá de los que actualmente indentificamos con esta posibilidad: lavadoras que avisan al servicio técnico cuando la cal las obstruye, frigoríficos que hacen un pedido al supermercado si sólo queda una cerveza, una maceta que indica cuándo necesita que la rieguen… prometedor universo que en no mucho tiempo de dispositivos que comenzarían a ser “inteligentes” y que podría alcanzar un tamaño aún mayor que la combinación de los ordenadores y dispositivos móviles actuales.

El horizonte para esta multiplicación de los dispositivos conectados a Internet no sería especialmente lejano, estaríamos hablando del año 2018, apenas cuatro años por delante del día de hoy, y supondría pasar de los actuales 2.000 millones a más de 9.000 millones de dispositivos conectados a Internet.

Hoy tenemos ordenadores de sobremesa, portátiles, móviles, tablets, televisores, relojes y gafas inteligentes… en apenas cuatro años será incontable el número de objetos cotidianos que accederán de manera autónoma a la Red, algo que además permitirá un incremento casi incalculable de los miles de millones de dólares/euros que engrosarán el mercado tecnológico permitiendo, según auguran los más optimistas, un crecimiento exponencial de la economía de este sector.

La cocina y el automóvil parecen dos de los campos en los que más se potenciará el empleo de este tipo de dispositivos que quedarían englobados bajo la etiqueta de “Internet de las cosas” pudiendo modificar tanto nuestra vida cotidiana como ya lo ha hecho en las últimas décadas la amplísima penetración de los ordenadores y los móviles.

Despreocuparse del mantenimiento de los electrodomésticos o de la propia lista de la compra, pagar el seguro del coche en función del uso que hacemos de él, gestión eficiente del tráfico o de los residuos urbanos, ajuste inteligente del consumo de agua o electricidad en los domicilios… y una gran necesidad de nuevos técnicos que tendrán que reparar tantos objetos inteligentes, venderlos, fabricarlos, diseñarlos… ¿estamos ante una segunda Revolución Tecnológico-Industrial?

vINQulo

Business Insider

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor