El mercado de PC sigue cayendo (y más de lo esperado)

MacMovilidadPCSistemas OperativosTabletasWorkspace

IDC creía que el descenso de las distribuciones mundiales de ordenadores a lo largo del tercer trimestre del año se quedaría en un 9,2%, pero al final ha sido del 10,8%.

El ordenador como dispositivo informático no lo ha tenido fácil durante los últimos años.

Las distribuciones de computadoras se han sumergido en una espiral de descenso de la que los fabricantes todavía no han conseguido salir. Tampoco durante el tercer trimestre de 2015.

Durante los meses de julio, agosto y septiembre no se ha llegado siquiera a los 71 millones de unidades. El número final ha sido de 70,976 millones, según cálculos de la consultora IDC.

De ellos, el 21% lleva el sello de Lenovo, otro 19,6% es obra de HP y un 14,3% pertenece a Dell. Todas estas firmas han perdido fuelle a lo largo de los tres meses contabilizados, aunque cabe señalar que junto a los Mac de Apple, que ocupa la cuarta posición, sus PCs son los que menos han sufrido la mala racha del segmento.

Lenovo, HP, Dell y Apple en conjunto han registrado un descenso interanual del 4,5% en los envíos. El resto del mercado, mientras tanto, ha sufrido un golpe del 20%.

En términos generales, IDC calcula un descenso del 10,8% respecto a las distribuciones conseguidas por todo el mercado de ordenadores durante el tercer trimestre de 2014. Esta compañía esperaba que la caída se quedase en un 9,2%, pero no ha sido así.

Eso sí, hay esperanza. Lo que demuestran estos cerca de 71 millones, en opinión de los profesionales, es que el Q3 ha sido un periodo de transición entre las caídas y una próxima recuperación.

“El mercado de PC sigue contrayéndose”, declara Jay Chou, director de investigación de IDC Worldwide PC Tracker, “pero seguimos siendo optimistas sobre futuros envíos”.

“Mientras las ventas de PC se ven obstaculizadas a corto plazo por la disponibilidad de una actualización gratuita a Windows 10, la mejora de la experiencia de PC a través de los segmentos de usuario debería impulsar a más largo plazo la demanda de nuevo hardware de PC que se espera ayude a estabilizar el mercado en 2016 y más allá”, añade Chou.

Desde IDC apuntan al escaso margen de tiempo entre Windows RTM y Windows 10 final como uno de los problemas de la escasa oferta inicial de dispositivos que llevan de fábrica el nuevo sistema operativo de Microsoft.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor