El mercado de smartphones apunta a vivir una caída de ventas similar al PC

Movilidad

La industria aún cree que el mercado podría reactivarse con la reposición periódica de los dispositivos.

El mercado de teléfonos inteligentes ha dejado de estar en expansión.

La industria puede enfrentarse a años venideros de vacas flacas, ya que las compañías que fabrican chips móviles, sensores y otros componentes para los teléfonos inteligentes se están viendo muy afectados ante la caída de la demanda.

La firma de investigación Strategy Analytics ha anunciado una caída del 3% en las ventas de smartphones en el primer trimestre del año, lo que ha supuesto la primera caída registrada hasta la fecha en este mercado. En 5 años el crecimiento trimestral ha pasado del 86% al -3%. Estos días, Apple ha reportado su primer descenso de ingresos en más de una década.

Los consumidores actualizan los teléfonos con menos frecuencia y cada vez es más difícil acceder a nuevos compradores. Los fabricantes de smartphones parecen condenados a soportar la misma caída de las ventas que ha asolado al mercado de PC.

La industria todavía tiene que identificar la próxima gran corriente tecnológica y trabaja sobre muchos frentes: Internet de las Cosas (IoT), robótica, coches conectados y aparatos de realidad virtual, aunque pueden pasar años antes de que estas tecnologías se conviertan en la corriente principal.

Por su parte, la industria considera que las ventas de teléfonos inteligentes podrían revivir. Los directivos señalan que la mayoría de los usuarios de teléfonos inteligentes utilizan tecnologías antiguas que no ofrecen los beneficios de datos de alta velocidad.

En este sentido, Qualcomm ha señalado que solo el 16% de los teléfonos móviles puede acceder a las conexiones de cuarta generación (4G LTE). El fabricante de chips también sostiene que debido a muchos usuarios utilizan su teléfono las 24 horas del día y esto obliga a la sustitución periódica de los dispositivos.

La diversificación de los fabricantes

No obstante, ante la caída de las ventas Qualcomm (en el último trimestre el fabricante ha registrado un descenso del 19%) ha apostado rápidamente por diversificar su negocio orientándose a aviones, automóviles y casas inteligentes.

Por su parte, Apple está tratando de compensar la caída del iPhone con servicios como iCloud, Apple Music y la App Store. Los márgenes de beneficio son mayores en estas áreas y los ingresos han crecido un 20% en el segundo trimestre. Aún así, estos servicios solo representan el 12% de las ventas.

Samsung, a pesar de haber anunciado unas fuertes ventas del Galaxy S, mira hacia la realidad virtual y el IoT.

Según Strategy Analytics habrá 5.000 millones de cosas conectadas en 2020 en comparación con 4.000 millones de teléfonos inteligentes.

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor