El miembro de un grupo que hizo perder 300 millones a varias empresas se declara inocente

EmpresasSeguridad

Dmitriy Smilyanets, el hacker ruso miembro del grupo responsable del mayor ataque contra compañías de Estados Unidos, se ha declarado inocente en el proceso penal abierto contra él.

El peligroso hacker Dmitriy Smilyanets formaba parte de una red de cinco cibercriminales que logró extraer los datos personales de 160 millones de tarjetas de crédito.

En total, se estima que sus acciones tuvieron un coste superior a los 300 millones de dólares para las empresas afectadas, entre las que se encuentran la aerolínea JetBlue, la cadena de tiendas de ropa JC Penny, las tiendas 7 Eleven, o Heartland Payment Systems.

Entre los cargos que se le imputan al hacker de 29 años están conspiración para cometer estafa electrónica, estafa electrónica, y acceso no autorizado a ordenadores.

Smilyanets fue extraditado a Estados Unidos desde los Países Bajos el año pasado y si finalmente es declarado culpable podría ser condenado a 65 años de cárcel.

De momento el cibercriminal se ha declarado inocente de los cargos que se le imputan y su abogado está tratando de encontrar irregularidades cometidas en el arresto de su defendido en Holanda.

El grupo de hackers en el que participó Smilyanets estuvo operativo entre el año 2005 y el verano de 2012 y tres de sus miembros se encuentran fugados, mientras que Albert Gonzalez, el ciberdelincuente que planificó los ataques, fue arrestado en 2008 y condenado a 20 años de prisión.

Al parecer, el modus operandi de los hackers se basaba en que una vez obtenían datos de las tarjetas de crédito, los vendían a terceras personas que los empleaban para crear tarjetas falsas y con ellas retirar dinero en cajeros automáticos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor