El Mobile World Congress se queda en Barcelona

Empresas

La capital catalana se impone a París, Munich y Milán y retiene el Mobile World Congress hasta el año 2018.

La ciudad condal será la sede del mayor congreso de telefonía móvil del mundo, el Mobile World Congress, entre 2013 y 2018. Así lo ha decidido hoy la GSMA, la asociación organizadora, que ha elegido a Barcelona por encima de París, Munich y Milán, las otras candidatas a albergar este evento que año tras año gana en importancia y repercusión, además de reportar importantes beneficios a la ciudad organizadora.

Barcelona arrebató en el año 2006 la organización del congreso a Cannes, que ya no era capaz de dar salida a las demandas de la GSMA. La capital catalana supo responder a las necesidades de un evento cuyas dimensiones crecían año tras año, y el Mobile World Congress se convirtió en una preciada pieza para otras ciudades.

“Es un momento emocionante para Barcelona y para la industria móvil en su conjunto”, expresó John Hoffman responsable de la GSMA. “Barcelona demostró que merece realmente el título de Capital Mundial del Móvil con su combinación de exposición excepcional e instalaciones para conferencias, su infraestructura de transporte y hostelería”.

A la hora de luchar por la organización del congreso, Barcelona ha jugado la carta de la experiencia y la amplia capacidad hotelera, con 65.000 plazas, además de la renovación de las instalaciones feriales, pero la elección ha sido reñida. Munich destacó su experiencia en eventos masivos como el Oktoberfest. Milán, por su parte, resaltó la repercusión internacional de otras ferias como la del mueble o la semana de la moda, mientras que París se presentó como un atractivo foco turístico, especialmente para el público asiático.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor