El negocio de chips para centros de datos de Intel se ralentiza

Empresas

La compañía recorta la previsión de crecimientos para 2015 a causa de la debilidad de la demanda en su mayor fuente de ingresos.

Intel ha apostado por el negocio de chips para centros de datos a fin de compensar la caída de sus chips para PC, convirtiéndose en su mayor fuente de ingresos.

La compañía anunció en junio la adquisición de Altera por 16.700 millones de dólares para ampliar esta línea y contar con más margen.

Sin embargo, el fabricante acaba de recortar su previsión de crecimiento en este negocio altamente rentable en parte por la debilidad del crecimiento macroeconómico.

“En realidad es una combinación de dos cosas: la debilidad del centro de datos y un alza de precios”, ha afirmado el analista Stacy Rasgon de Bernstein a Reuters.

Intel prevé ahora que su negocio de centro de datos crezca en 2015 “dos bajos dígitos” frente a su pronóstico anterior de un crecimiento del 15%.

Esta división creció un 19,2% en el primer trimestre, un 9,7% en el segundo y un 12% en el último trimestre.

El débil pronóstico del área de centros de datos también ha rebajado las expectativas de la compañía de contar con un mayor beneficio en el cuarto trimestre, para el que estima una facturación de 14.800 millones de dólares

En consecuencia, Intel ha vuelto a reducir por tercera vez en el año su gasto de capital para 2015 a 7.300 millones de dólares, lo que ha supuesto una reducción de cerca de 500 millones de dólares.

Las acciones del fabricante de chips han caído un 3,8% tras el anuncio de esta previsión.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor