El nuevo Surface de Microsoft en el que cada píxel es como una cámara

ComponentesWorkspace

Cuando Microsfot lanzó su primera versión de Surface hace 3 años todos teníamos la impresión de que ni ellos mismos sabían qué hacer con tan interesante invento. Era como decir “tengo este cohete para ir a la Luna pero no tengo el traje para el astronauta”. O algo así. Las posibilidades parecían infinitas pero en

Cuando Microsfot lanzó su primera versión de Surface hace 3 años todos teníamos la impresión de que ni ellos mismos sabían qué hacer con tan interesante invento.

Era como decir “tengo este cohete para ir a la Luna pero no tengo el traje para el astronauta”. O algo así. Las posibilidades parecían infinitas pero en el fondo tampoco sabíamos de qué nos iba a servir poder ir a la Luna. Pero con el tiempo han sabido perfilar las características, han afinado la usabilidad y han conseguido una característica que casi parece prodigiosa: en el nuevo Surface los píxels de la pantalla actúan como si se tratase de diminutas cámaras fotográficas. Y aún hay más.

Los píxels de la pantalla del nuevo Surface se activan mediante sus propios sensores en lugar de utilizar los sensores de infrarrojos de la primera versión, lo que en puridad convierte a dichos píxels en cámaras fotográficas pues detectan las alteraciones en la intensidad de la luz que reciben y que se ve bloqueada por los dedos de la persona que maneja Surface.

Esta nueva “mesa mágica”, sensiblemente menos aparatosa que la primera versión, ha sido construida por Samsung y utiliza como base un PC sobre Windows normal y corriente, en lugar de una combinación de software y hardware dedicados como en su predecesor. La superficie es una lámina, la más grande producida hasta ahora, de ese prodigioso y resistente material táctil y transparente llamado Gorilla Glass.

Lo malo es que no va a ser un juguete barato. Se estima que costará unos $7.500 ?Antonio Rentero [Gizmodo USA / El Mundo]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor