El nuevo Tesla Model S: de 0 a 100 en 3 segundos

Innovación

La empresa automovilística fundada por Elon Musk ya ha presentado su última novedad: una mejora en su modelo más deportivo capaz de hacerle alcanzar una velocidad de vértigo en un escaso período de tiempo. Aceleración homologable a los grandes deportivos, pero en este caso propulsado con energía eléctrica.

Ayer te avanzábamos aquí en The Inquirer la convocatoria de un evento por parte de Tesla sin que hubiese muchos más detalles. Podía intuirse que no iba a ser la presentación de un nuevo automóvil, nave espacial o batería doméstica (las tres áreas de negocio actuales de Elon Musk) puesto que se avisó a la prensa en el sentido de que la imagen no tendría gran importancia en la presentación. Es decir, no habría nada sobre el escenario digno de ser inmortalizado. Y de hecho incluso se llegó a convocar a algunos medios con el dato de que les bastaría con acceso por vía telefónica a la presentación.

Y esta ha gravitado en torno a las mejoras añadidas al Tesla model S P85D, el deportivo de la marca capaz de desarrollar 691 caballos, una cifra que ahora queda pequeña comparada con los 762 caballos que es capaz de desarrollar.

Elon Musk ha ofrecido su conferencia por vía telefónica para describir la nueva potencia del Tesla Model S que le permite alcanzar los 100 kms/h en 2,8 segundos. Esto es tan solo 0,1 segundos más lento que el record de velocidad del espectacular (y contaminante, puesto que tiene motor de combustión) Koenigsegg Agera. Esa capacidad de aceleración, es capaz de ejercer una fuerza de 1.1 G sobre el conductor, lo que quiere decir que sorprendentemente el Tesla Model S acelera con mayor velocidad que si lo dejásemos en caída libre. Además aumenta la autonomía gracias a una nueva batería de 90 KwH.

La mejora de la batería, según explica Musk, se debe entre otras cosas a un nuevo fusible inteligente que en lugar de degradarse y quedar inutilizado cada cierto (e impredecible) tiempo se basa en una nueva y diminuta batería de iones de litio que comprueba de manera constante (en lapsos de milisegundos) el funcionamiento de la batería para llegado el caso y con la máxima precisión cortar el flujo de energía si es necesario.

Posteriormente estas nuevas capacidades de velocidad y autonomía llegarán al Model X aunque en este caso las prestaciones no serán tan espectaculares debido a la propia naturaleza del vehículo. A igualdad de motor, entre un todocamino y un deportivo está claro dónde se le va a sacar más partido a los aspectos relacionados con la velocidad. Con todo, se calcula que el Model X (cuando aparezca) podría pasar de 0 a 100 en 3,3 segundos, unas cifras que tampoco están nada mal puesto que hablamos de conseguirlo en 0,1 segundos más que el McLaren F1.

Eso sí, todo tiene un coste y en este caso estas mejoras de las que estamos hablando pueden implementarse en el Tesla Model S a cambio de $10.000.

En cuanto a la nueva batería, además de lo ya mencionado (y de su coste adicional de $3.000) ofrece una autonomía de hasta 450 kms con una única carga.

vINQulo

Fast Company

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor