El papa Francisco afirma que “Internet es un regalo de Dios”

Cloud

Durante la celebración del Día de la Comunicación Social que celebra hoy la Iglesia Católica el sumo pontífice se ha referido en estos términos a la que probablemente sea la más importante herramienta de comunicación y conexión de que ha disfrutado jamás el ser humano. También ha advertido de los peligros en el uso de la Red.

“Fortalece la comunicación y ofrece inmensas posibilidades para el encuentro y la solidaridad” son algunas de las palabras con las que Su Santidad el papa Francisco ha elogiado el papel de Internet en la sociedad actual. Tras reconocer las enormes ventajas y virtudes de la comunicación global a través de las redes informativas también ha habido tiempo para alertar de algunos de los contras que, como toda herramienta, puede tener Internet.

En concreto el primado de Roma se ha referido al riesgo de quedar confinado en una “cámara de ecos” en la que algunos usuarios queden aislados de otras opiniones y posturas de manera que sólo atiendan a información que refuerce sus propios pensamientos e ideas, desconociendo diferentes sensibilidades y generando la falsa sensación de que todos aquellos con quienes se comunican no hacen más que confirmar su propia visión del mundo, llevándoles al error de creer que sólo existe su propia concepción.

La gran virtud de Internet para Francisco es su habilidad para poner en contacto y reunir gente de diferentes procedencias e ideas pero eso puede implicar una tendencia al aislamiento debido a la proliferación de la omniconectividad digital. Entramos en conexión con personas y colectivos remotos pero nos aislamos respecto de nuestros vecinos, amigos o familiares más próximos.

El papa, con todo, pide que “a pesar de esta peligros no se justifica un rechazo a los medios sociales” sino que todo esto debe servir para recordarnos que la comunicación es definitivamente una consecuencia humana antes que un logro tecnológico.

vINQulo

News.va

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor