El portátil MSI GS30 Shadow busca la máxima potencia con GamingDock

PCWorkspace
0 0 No hay comentarios

Con una compactación cada vez mayor de los portátiles, es muy común ver todo tipo de docks para ampliar sus pobilidades, pero MSI propone algo realmente curioso, el portátil MSI GS30 Shadow junto con un enorme GamingDock especial para videojuegos.

¿Qué hace del GamingDock un dock perfecto para videojuegos? Pues el permitir poder insertar una tarjeta gráfica de ordenador sobremesa con una ranura PCI-e x16. Las tarjetas gráficas siempre han sido uno de los aspectos más flojos de los portátiles, ya que su enorme consumo y el espacio que ocupan obligan a usar variantes más compactas que además luego no pueden cambiarse por norma general.

MSI GS30 Shadow

Con el GamingDock del MSI GS30 Shadow se ha acabado ese problema, aunque para ello el tamaño es sensiblemente superior al de cualquier dock que hayamos visto. De hecho es tan grande que podría tratarse casi de un ordenador sobremesa compacto en sí mismo.

Pero aparte de este curioso dock, el MSI GS30 Shadow es un portátil bastante interesante de por sí. Dispone de una pantalla de 13,3″ 2.560 x 1.440, una CPU Intel Core i7 con GPU integrada Intel Iris Pro. Cuenta con dos SSDs en Super Raid, y dos módulos de RAM DDR3L hasta 16GB.

Tiene dos puertos USB 3.0, algo escasos, ranura para tarjetas, salida HDMI, Bluetooth 4.0, puerto Ethernet Gb y Wi-Fi 802.11 ac, además de webcam HD y teclado iluminado. Sus dimensiones son 320 x 227,3 x 19,8mm y su peso de 1,3kg. Se espera que salga a la venta en enero de 2015.

vINQulos

MSI

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor