El reciclado de móviles, un negocio limpio

EmpresasGreen-ITInnovaciónMercados FinancierosProyectos

Empresas como Fonebank apuestan por la reutilización de los teléfonos obsoletos, lo que ayuda a reducir la contaminación y ayudar al avance de los países en vías de desarrollo a partir de la donación de los mismos.

En España hay más móviles que fijos. Esto lo ponen de manifiesto las cifras: en nuestro país existen 52.990.094 líneas de teléfonos celulares, una media de dos por persona.

El 44% de los usuarios guarda en su casa terminales obsoletos, desconociendo las consecuencias negativas que supone. Si no se recicla es porque se desconoce que pueda hacerse, además de porque casi el 75% ignora cómo llevarlo a cabo.

graficofonebank.jpg

De este modo, empresas como Fonebank apuestan por la reutilización de los terminales que recoge, lo que reporta un doble beneficio: reducir el impacto medioambiental, ya que esta práctica reduce la contaminación, y ayudar a los países del tercer mundo, gracias a la colaboración con varias ONG con las que tiene acuerdos de donación recaudando fondos para los países en vías de desarrollo.

Además, envía allí muchos de los terminales recogidos. En 2008 recogió más de 100.000, de los cuales el 40% fueron destinados a Sudáfrica, India o China.

Más del 90% de los componentes de un móvil son reutilizables. El 58% es plástico, el 17%, vidrio y el 25%, metales como hierro, plata, cobre y oro. Los baterías son elementos más contaminantes porque contienen cadmio, litio y metal hidruro, aunque el material más preciado es el coltán.

Fonebank separa en dos grupos todos los aparatos que recibe. En el primero de ellos se clasifican los diferentes tipos de plásticos y metales, dado que cada uno requiere un proceso específico para su recuperación y tratamiento.

En el segundo, se procede al despiece y la selección de los componentes peligrosos del aparato.

Autor:
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor