El reciclaje tecnológico puede ser decorativo: escritorio hecho con dos carcasas de Apple Power Mac G5

InnovaciónInvestigación y Desarrollo
0 0 No hay comentarios

¿Por qué condenar al olvido a una carcasa de ordenador, sólo porque el mismo haya quedado tecnológicamente obsoleto? Puede que procesador y memoria ya sean insufucientes para los requerimientos actuales pero si el diseño original permite que continúe vigente su atractivo estético podremos concederle una segunda vida en forma de pieza de mobiliario. Es lo que propone Klaus Geiger con Benchma[®]c project, una completa línea de mobiliario de oficina que toma como base la carcasa de la estación de trabajo de Apple.

La evolución en la casa de la manzana mordida ha transformado lo que antaño era un enorme trozo de metal atiborrado de elementos en un pequeño tubo negro. El Power Mac que antes hubiera necesitado una carretilla para transportarse ahora queda reducido de tamaño (que no de prestaciones) a algo poco más o menos similar a un termo de café, un jarón o incluso una urna para contener las cenizas de algún pariente fallecido.

Es una de las cualidades de la estética imprimida por Jony Ive a los dispositivos Apple, una concepción estética que puede incluso destapar nuestra imaginación y permitirnos jugar a imaginar otros usos para estos objetos. En el caso que nos ocupa, pocas torretas de ordenadores, y aún menos grandes estaciones de trabajo, han obtenido una apariencia que quitase las ganas de ocultarlas bajo la mesa. Al contrario, cuando apareció el Power Mac G5 de Apple casi daba lástima tenerlo oculto bajo el escritorio aunque su enorme tamaño tampoco permitía ubicarlo sobre la mesa en todos los casos.

Ahora, ya superadas en potencia y prestaciones sus entrañas, nos queda conformarnos con el bello diseño de su exterior, unas piezas de aluminio que aún resultan atractivas y en las que Klaus Geiger ha sabido distinguir un potencial estético que se adentra en el terreno del mobiliario. Así pues ha sacado adelante Benchma[®]c project, una completa línea de mobiliario de oficina que se basa en los usos de carcasas vacías de las estaciones de ytrabajo Apple Power Mac G5. Desde el sencillo escritorio que os mostramos a continuación hasta mesas para reuniones o cajoneras. Basta colocar las carcasas del G5 en la posición adecuada y añadirle los complementos necesarios para obtener una pieza de mobiliario tan única como sorprendente.

En el caso del escritorio vemos que basta con colocar dos G5 con un tablero apoyado en la parte superior. Para obtener un mejor resultado final es aconsejable que los extremos de dicho tablero adopten la forma redondeada propia del Power Mac G5 en su remate superior, con lo que además del efecto estético conseguimos también una perfecta sujeción que habrá que perfeccionar con la tornillería que consolide la estructura.

La cajonera es algo más complicado puesto que a la parte sencilla de unir dos (o más, tantas como sean necesarias) de estas estaciones de trabajo por sus laterales, una vez apiladas para obtener el cajón ya habrá que recurrir a la ferretería más cercana donde obtendremos las guías deslizantes que permitan disponer de cajones que tomarán su forma con el añadido de la parte frontal del G5.

g5

Por último colocando sobre dos de estas cajoneras una pieza de cristal templado obtendremos una mesa de reuniones sin duda atípica.

g5 3

Las carcasas vacías de Power Mac G5 se venden en Internet a precios inferiores a 100 € con lo que incluso si estamos pensando en ser nosotros mismos los artífices de estas originales piezas de mobiliario no debemos llamarnos a error y pensar que saldrá barato. En el enlace que ofrecemos al final podéis contemplar una completa galería con otras piezas de Benchma[®]c project.

vINQulo

ProjektGalerie

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor