El retail, preparado para el Internet de las Cosas

Empresas

Alrededor del 65% de los minoristas ya ha implementado o están en proceso de integrar soluciones relacionadas con el Internet de las Cosas.

Más del 80% de los retailers creen que el Internet de las Cosas será la iniciativa tecnológica más importante de la década y, por ello, están dispuestos a tomar las medidas precisas para adaptarse.

Éste es uno de los principales datos que recoge un estudio global realizado por Zebra Technologies Corporation y Forrester Consulting. El informe también desvela que cerca del 65% de las empresas consultadas ya ha implementado o están en proceso de integrar esta tecnología, mientras que un 23% asegura que lo hará en el plazo de un año.

¿Pero qué se espera del Internet de las Cosas? Entre el 58% y 77% de las compañías encuestadas destaca la localización de productos, contenedores y personal como las principales funciones de las soluciones del Internet de las Cosas. Así, consideran que esta tecnología les proporcionará datos operativos y procesables sobre la ubicación y estado de los objetos rastreados. Esto se podrá emplear para enriquecer los procesos y optimizar los costes en las cadenas de suministro, vigilar los stocks y facilitar alertas sobre escasez de invertario o de disponibilidad de repuestos, monitorizar el transporte de mercancías, etc.

En línea con este planteamiento, los retailers resaltan los sistemas de localización en tiempo real (RTLS), la informática móvil y los códigos de barras como las tecnologías más importantes para la implementación del Internet de las Cosas. Asimismo, buena parte de los encuestados citaros la conectividad Wi-Fi, la localización en tiempo real, los sensores de seguridad o los localizadores GPS como soluciones necesarias para poder adoptar dicha tecnología.

Por otra parte, los minoristas confían en que dichas soluciones les permitan mejorar sus beneficios. El 49% de las empresas encuestadas cree que impulsará la experiencia del consumidor. Además, creen el Internet de las Cosas contribuirá a optimizar la cadena de suministro (46%), protegerse ante las pérdidas (45%), aumentar la eficiencia de los costes (44%) o mejorar el proceso de reparto (44%). Todo ello les ayudará a hacer crecer la eficiencia de su negocio y reducir los gastos de explotación.

Las principales preocupaciones de los consultados se refieren a la integración, los costes y la seguridad. El 23% de los encuestados cree que la integración está entre los cinco mayores retos para la incorporación del Internet of Things, mientras que el 20% citó la complejidad de la implementación. Por otro lado, un 23% identifica los costes como unos de los mayores obstáculos. Y la privacidad y seguridad son los mayores desafíos para el 20% de las compañías que participaron en el estudio.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor