El rival de la “máquina de Dios”

Empresas
0 0 13 comentarios

El profundo “agujero negro” en el que se encuentra sumido el Gran Colisionador de Hadrones, inactivo tras la avería eléctrica y fuga de helio, ha llevado a los científicos estadounidenses a tomar ventaja con el acelerador propio “Tevatron”, que como el LHC intenta identificar partículas elementales que revelen datos clave sobre la naturaleza del Cosmos.

Los responsables del acelerador Tevatron han extendido su vida útil dos años más ante la avería del colisionador de hadrones europeo, asegurando que cuentan con un 50% de posibilidades de encontrar el bosón de Higgs, la partícula elemental masiva predicha por la física de partículas, pero que aún no ha sido revelada y ni se sabe si finalmente existirá.

Los equipos de científicos de uno y otro lado del charco explican que “la competencia es sana” y potenciará los descubrimientos, indica la BBC desde la Conferencia de Ciencia Americana en Chicago.

Los responsables de LHC aseguran que aunque el Tevatron sea capaz de revelar “la partícula de Dios”, la potencia del acelerador de Ginebra (que si no le ocurre ninguna desgracia más comenzará a funcionar en septiembre) permitirá recrear las condiciones del universo tras el Big Bang, explicando la formación del Universo y otros aspectos clave de la Física moderna.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor