El robo de datos podría costarle a Sony 1.600 millones de dólares

Empresas

Los inversores se mantienen a la expectativa en espera de un posible desplome de los beneficios.

La caída de la PlayStation Network ha pasado de ser un asunto de ciberseguridad a convertirse en un preocupación vital para los inversores de Sony. La compañía japonesa podría reducir cuantiosamente sus beneficios de cumplirse las previsiones de los analistas, que sitúan entre 1.250 y 1.600 millones de dólares el importe que deberá abonar la compañía a los afectados y la inversión necesaria para fortalecer sus plataformas.

Como mínimo, en caso de que el robo de datos de tarjetas bancarias no hubiera ocasionado costes a los afectados, las indemnizaciones seguirían superando los mil millones de dólares, por no mencionar el daño que este incidente está causando a la imagen de Sony. Sin embargo, parece probable que la cantidad sea superior a lo esperado, teniendo en cuenta que una página web ha publicado ya los datos personales de unos 2.500 afectados por la caída de la plataforma.

La firma se apresuró a retirarlos tras comprobar que, efectivamente, se trataba de nombres y direcciones de usuarios incluidos en una base de datos creada en 2001, según ha confirmado la propia compañía a Reuters. Las acciones de la compañía empezaron a tambalearse en Wall Street hace dos semanas, cuando se conoció la caída de la red, y desde entonces han perdido ya un 6%.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor