El servicio de intercambio musical Grooveshark cierra hoy

Software

Fue uno de los primeros servicios online que permitían reproducir prácticamente cualquier canción que se te antojase escuchar, en streaming y sin prácticamente restricciones. Tampoco es que cumpliese demasiados preceptos legales, todo hay que decirlo. Pero desde hoy pasa a la Historia puesto que acaba de anunciar la finalización de su funcionamiento.

Grooveshark ha cerrado debido a las peticiones efectuadas mediante conducto judicial por distintos propietarios de derechos de autor musicales, tanto editores como sellos musicales, compositores…

En el inicio de us actividad la música que ofrecía Grroveshark no disponía de ningún tipo de licencia, simplemente los usuarios subían sus canciones favoritas, no los sellos discográficos, pero ese tipo de procedimiento dejó de tener respaldo legal tras las batallas judiciales que se iniciaron con Napster.

A pesar de que algunos sellos como EMI y Sony llegaron a un acuerdo con Grooveshark en 2013 esto no ha sido suficiente para mantener la actividad sin encrespar los ánimos de los detentatarios de los derechos de propiedad intelectual.

Mientras se ha producido un auge de las plataformas de distribución musical por streaming que sí han llegado a acuerdos legales con todos los propietarios de sus contenidos (como Spotify, Pandora y compañía) que a cambio de un importe sí ofrecen un servicio que no tiene cortapisas legales además de permitir el acceso a un catálogo cada vez mayor de canciones.

En una publicación de despedida publicada en su propia página web, desde Grooveshark piden disculpas por haber iniciado su modelo de negocio sin haber negociado con los propietarios de los contenidos que ofrecían. Terminan con unos términos contundentes: “Fue un error. Nos disculpamos. Sin reservas”.

vINQulo

Grooveshark

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor