El ‘sí’ de Bruselas a la operación Vodafone-ONO

Empresas

La compra es histórica. Vodafone se convertirá en el segundo operador más fuerte de España en cuanto a ingresos y clientes.

El pasado mes de marzo Vodafone anunció la compra de la compañía de cable española ONO por un total de 7.200 millones de euros.

La adquisición estaba sujeta a la aprobación del organismo regulador comunitario y la Comisión Europea ha concluido que la operación no obstaculizará la competencia en España.

En este sentido, el CEO de Vodafone España, António Coimbra, ya manifestó en su momento: “no esperamos sorpresas”.

La operación es histórica. Es la adquisición más importante de los últimos años por sus implicaciones en el mercado teleco nacional, ya que Vodafone se convertirá en el segundo operador más fuerte de España en cuanto a ingresos y clientes.

La combinación de servicios de ambas compañías permitirá a la operadora británica la oferta de comunicaciones integradas.

La Comisión Europea ha autorizado la compra sin condiciones. Tras un exhaustivo análisis ha afirmado que respeta la legislación comunitaria y que la entidad fusionada no estará en condiciones de excluir operadores fijos o móviles de los mercados de servicios múltiples.

Con la adquisición, Vodafone tendrá 17,2 millones de clientes -un total de 14,7 millones en móvil y 2,5 en el mercado de telefonía fija- tan solo superada por Movistar, que cuenta con 24,9 millones de clientes. Le siguen Orange, con 14,1 millones; Yoigo, con 3,9 millones; y Jazztel, con 2,6 millones.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor