El smartwatch empieza a hacer ruido

EmpresasMovilidadSmartphones

Los CIOs podrían focalizar su atención en estos dispositivos inteligentes como una opción más dentro de la tendencia BYOD.

Tras los rumores de que Apple estuviera poniendo la vista en las muñecas de los usuarios para lanzar un iWatch, junto a la atención que el mercado de los relojes inteligentes ha despertado estos días en la feria CES con Toshiba y otros importantes fabricantes mostrando sus prototipos, todo apunta a que 2013 puede ser un buen año para el smartwatch.

Las empresas empiezan a prever que los CIOs centrarán su atención en estos dispositivos inteligentes como una opción más dentro de la tendencia BYOD (Bring Your Own Device) para mejorar la productividad de los trabajadores, utilizando sus propios dispositivos en el trabajo.

Los relojes inteligentes buscan replicar la experiencia de los smartphones a golpe de muñeca, traduciéndose en una mayor facilidad de uso y tratando de complementar y ampliar las funciones de los teléfonos en pantallas más pequeñas, como recoge hoy en un reportaje The Register.

Sin embargo, por su parte, la consultora Gartner no ve posibilidades de éxito al reloj inteligente.

En sus últimas predicciones sobre ‘wearable smart electronics’, la analista determina que este mercado alcanzará los 10.000 millones de dólares en 2016 pero no incluye al smartwatch entre los dispositivos que contribuyen a esas ventas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor