El software del Samsung Galaxy S IV: apuesta por la seguridad, voz, asistencia, viajes y salud

Movilidad

La importancia que ha cobrado el software en el nuevo Samsung Galaxy S IV es abismal, tanto que en su presentación el hardware se mencionó casi de pasada y se hizo una exposición muy completa de sus nuevas aplicaciones.

Aunque el uso de las cámaras cobró gran importancia en el evento, también pudimos vislumbrar otras características, algunas de ellas relacionadas con nuevos aspectos de hardware.

Aprovechando la relativa debilidad de BlackBerry, Samsung quiere hacerse con su trozo del mercado con Samsung Knox, un sistema de uso seguro del smartphone que permite separar tu vida profesional y personal en el móvil, además de la tecnología SAFE para mejorar la seguridad de Android a nivel empresarial.

S Voice ha sido renovado para empezar a sacarle más partido al uso y asistencia por voz. Con él, y partiendo del sistema de reconocimiento de voz offline de Google como base, se va más allá de lo que Android vanilla permite y el smartphone se convierte en un asistente bastante eficaz con sólo hablar con él.

Tanto para hacer búsquedas o consultas, organizar citas o gestionar llamadas y mensajes, el nuevo sistema S Voice permite que no tengas que tocar el móvil en gran cantidad de casos. Además con S Voice Drive se optimiza el sistema para su uso en el coche, con navegación, interfaz más grande, etc…

En cuanto a los viajes, S translator incorpora traducción simultánea en 9 idiomas, nuevamente con la base del traductor y el reconocimiento de voz de Google, de forma que escribiendo o hablando puede entender lo que dice alguien en otro idioma, mostrarlo y decirlo en el tuyo y responderle tú en tu idioma para que el Galaxy S IV le responda en el suyo.

Se incluye también un sistema de álbumes inteligente, Story Album, que tiene en cuenta a los sitios a donde vas y en que momento, organizando automáticamente. Todo con un sistema en la nube con 1 TB que permite varios usuarios e incluso crear álbumes físicos en papel con un servicio externo.

También hay una apuesta importante por la salud, con S Health, que convierte al Galaxy S IV en un podómetro avanzado, capaz de distinguir si caminas, corres, saltas o subes escaleras. Permite también el registro de tus comidas, ejercicio, y hasta la conexión con accesorios específicos como S Band, para el sueño, o básculas y pulsómetros, que probablemente no serán fabricados directamente por ellos.

Un sistema muy completo que hace que el nuevo Galaxy S IV gane varios puntos para aquellos que duden entre las últimas novedades de los fabricantes. Además, varias de estas novedades de software, siempre que no necesiten hardware especial, estarán también disponibles en el Galaxy S III.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor