El supuesto cerebro del desvío de fondos en la SGAE, en la cárcel

Empresas

Operación Saga. La SGAE iba a hacer hoy las primeras valoraciones públicas, pero el auto de la Audiencia Nacional les ha empujado a desconvocarla.

Nuevo capítulo en la operación Saga, que desde el pasado viernes ha convertido a la Sociedad General de Autores (SGAE) en la protagonista de la crónica de sucesos. José Luis Rodríguez Neri, el máximo responsable del brazo digital de la SGAE, ha visto como la Audiencia Nacional ordenaba, en un auto rápidamente recogido por los medios, su ingreso en prisión. La fianza se situó en los 300.000 euros.

A Neri se le acusa de ser la cabeza pensante de la trama, que fue, según el auto de la Audiencia, consentida por Eduardo Teddy Bautista, el presidente del Consejo de Dirección de la Sociedad General de Autores. Además de decretar el ingresos en prisión de Neri, también se ha ordenado el de los responsables de Microgenesis, una de las empresas que supuestamente servían para el desvío de fondos.

A Neri,un hombre “muy llano, amable, encantador”, según explica a El País Ramoncín, una de las personas que lo conoce de primera mano y que todavía está sorprendido por el cariz de los acontecimientos, según se desprende de la crónica de ese diario.

Teddy Bautista ha acudido hoy a trabajar, como ya hizo ayer. Se esperaba que algún portavoz de la entidad hiciese hoy las primeras valoraciones sobre la operación Saga, pero la rueda de prensa convocada fue suspendida a la luz de los últimos acontecimientos. “Esta mañana la Audiencia Nacional ha emitido un auto que, como comprenderán, lo lógico es que la Junta Directiva lo estudie y lo procese”, ha apuntado a los medios Caco Senante.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor