El tráfico de Internet en Libia, visto por Akamai

Cloud

El gobierno del país norteafricano, al borde de una guerra civil, cortó el tráfico de Internet durante varias fases y actualmente se encuentra prácticamente sin actividad.

Akamai, que cuenta con una infraestructura a nivel internacional que permite medir con gran precisión la actividad de Internet, nos ha suministrado un gráfico que muestra los diversos cortes de Internet que el gobierno de Libia ha llevado a cabo durante las últimas horas.

Hasta el viernes pasado, todo parecía normal, con los picos de máxima conexión durante el día y una bajada de actividad por la noche en el país norteafricano. El primer corte total se llevó a cabo el sábado, aumentando muy ligeramente la actividad durante las siguientes horas previas al segundo apagón de Internet promovido por las autoridades libias.

A partir del lunes y hasta estos momentos, el tráfico de Internet detectado por Akamai sigue siendo mínimo, tal vez producido por los propios servidores controlados por el gobierno y determinadas organizaciones a las que se les permite el acceso. Mientras tanto, el resto de usuarios se mantiene totalmente aislado de Internet.

Pero, ¿Cuál es el proceso por el que un gobierno puede controlar el acceso a Internet a escala nacional? Lo cierto es que no se trata de algo al alcance de un botón rojo. Incluso el propio gobierno de los Estados Unidos no cuenta con algo parecido, sino que es necesario actuar a nivel de Proveedores de Servicio de Internet (ISP) para poder cortar la conexión en distintos pasos.

El gráfico de Akamai muestra los diversos cortes de Internet que ha sufrido la población de Libia
El gráfico de Akamai muestra los diversos cortes de Internet que ha sufrido la población de Libia

Lo único que está claro en los casos de Egipto a principios de febrero como el actual de Libia, es que se trata de una iniciativa orquestada con estos proveedores para conseguir una eficacia prácticamente del 100% en términos de acceso a la Red.

También es cierto que en este país la práctica totalidad de las conexiones está en control de la empresa privada LTT (Libya Telecom & Technology), el mayor Proveedor de Servicios de Internet, aunque indagando un poco hemos sabido que el presidente de esta compañía es Muhammad al-Gaddafi, hijo del dictador Muammar al-Gaddafi.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor