El turismo de negocios se va al parque de atracciones

Empresas

HP, Microsoft, Telefónica o Vodafone son algunas de las empresas que ya han elegido un parque de atracciones para realizar alguno de sus eventos corporativos.

Posiblemente si alguien le mencionase el Dragon Khan pensaría directamente en unos adolescentes entusiasmados por montarse en la atracción. Le costaría más imaginarse a un directivo de élite, tras la presentación del último producto clave en su porfolio. Sin embargo, tanto uno como el otro podrían encontrarse perfectamente al pie de la popular atracción de Port Aventura.

Los parques de atracciones han dejado de ser una apuesta exótica en el turismo de negocios y se han integrado en el calendario de eventos de todo directivo. Las empresas echan mano de estos espacios para un abanico de encuentros de lo más diverso y los parques de atracciones, el súmmum del turismo familiar, se han integrado también en el turismo de corbata.

PortAventura, en la Costa Brava; el sevillano Isla Mágica, Terra Mítica, en Valencia; o el madrileño Parque Warner cuentan en sus páginas oficiales en internet con el ya consabido espacio para que las empresas puedan descubrir qué les ofrecen. “Cualquier actividad empresarial desarrollada en Isla Mágica”, nos explican desde el parque de atracciones andaluz, “resulta diferente. Esa es una de las grandes ventajas”. “Podemos ofrecer todos los servicios, sin necesidad de salir del resort, junto con la particularidad de que sólo hay un interlocutor, que gestiona todos los servicios”, explica en el dossier de prensa de PortAventura Business&Events el codirector general del parque catalán, Enrique Fontecha.

La clave del éxito de estas instalaciones, el secreto por el que se han integrado de forma tan clara en el mercado del turismo de negocios, es el mix de capacidad y de diversidad. PortAventura, por ejemplo, ofrece 2.000 habitaciones en cuatro hoteles propios, un centro de convenciones ecosostenible con capacidad para entre 10 y 4.000 personas, restauración cuidada y todos los beneficios del parque de atracciones, desde espectáculos y atracciones hasta campos de golf.

Además, de serie, este tipo de complejos están situados en zonas especialmente bien comunicadas, al ser espacios destinados al consumo turístico. PortAventura tiene cerca dos aeropuertos internacionales e Isla Mágica está en el centro de Sevilla.

Al evento puramente empresarial se le pueden añadir muchos tipos de actividades propiamente ‘parque temático’, como los espectáculos o las atracciones, con pases especiales para los participantes o apertura exclusiva. Las empresas pueden incluso cerrar el parque para que lo disfruten únicamente los participantes en sus eventos, lo que otorga a sus invitados la posibilidad de disfrutar de algo altamente exclusivo. De hecho, entre los actos que organizan las compañías en estos espacios hay desde congresos y convenciones hasta presentaciones de productos o incentivos de empresa.

¿Quiénes son los participantes tipo?

Lo más sorprendente de los eventos en parques de atracciones es la ausencia de un patrón de empresa que se decante por este tipo de acontecimientos. “Las empresas que escogen como destino la celebración de cualquier evento en Isla Mágica no tienen un perfil definido”, explican desde el parque de atracciones sevillano. “Son de todas las tipologías, grandes, medianas y pequeñas empresas de todos los sectores e instituciones que buscan algo diferente y sobre todo combinar experiencias con emociones”.

Convocar a los empleados a un parque de atracciones no es algo limitado a una inmensa multinacional ni a un sector que pueda parecer más afín al mundo del juego. De hecho, las empresas del sector TIC han utilizado en múltiples ocasiones este tipo de escenarios para sus convenciones, presentaciones o encuentros de empleados. Microsoft, por ejemplo, presentó en Isla Mágica a nivel mundial la Xbox 360, para lo que utilizó todo el parque de atracciones.

En Port Aventura, ha recibido ya a Vodafone, Telefónica, Orange, HP, Privalia, Avenir Telecom o Deloitte, entre otras, siendo el escenario el pasado mes de junio del Fórum AUSAPE 2011, que reunió a los usuarios de SAP en España.

El turismo de negocios ha salido, definitivamente, del palacio de congresos.

*En estiloSN, relacionada: Lo último en turismo de negocios: el hotel con tobogán de seis metros de altura

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor