El último grito en Japón: ositos de peluche telefónicos

Movilidad

Si este nuevo dispositivo tiene éxito, entonces sí que podremos decir que en Japón la móvil-manía ha llegado a unos extremos descontrolados.

El nuevo móvil sólo es un teléfono porque puede recibir y hacer llamadas. A simple vista, lo que uno ve es un simpático osito de peluche al que se puede achuchar y poner encima de la cama.
El proveedor de esta “monería” es Willcom, presente en la feria Good Design Expo de este año. El osito-teléfono se llama Kuma y en su interior lleva una tarjeta SIM y cuesta unos 500 dólares.

En la foto no parece que tenga teclas para llamar (aunque podrían estar en la barriga), y afortunadamente, tampoco parece llevar una cámara integrada en los ojos. Según el fabricante, se pueden guardar hasta cuatro números telefónicos en cada una de las patas. Vibra y hace ruiditos cuando recibe una llamada, y para responder, el dueño sólo tiene que achucharle el rabo.


vINQulos

Scout Japan

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor