El último truco del grafeno: limpiar agua radioactiva

Empresas

Material casi milagroso, acreedor de un premio Nobel a sus desarrolladores, el grafeno está llamado a ser el material del futuro por sus múltiples posibilidades. La última descubierta es su facultad de poder filtrar partículas radioactivas del agua.

Este prodigioso semiconductor flexible que en no mucho tiempo formará parte de nuestra vida cotidiana como recubrimiento de pantallas de diversos dispositivos tiene otras aplicaciones quizá menos presentes en el día a día pero quizá más útiles.

En concreto recientes investigaciones de científicos de la Universidad Rice de Houston (Texas, USA), y de la Universidad Estatal Lomonosov de Moscú (Rusia) permiten establecer un sistema reticular de óxido de grafenoen el que una capa de grafeno, actuando a modo de filtro, puede absorber las partículas radioactivas presentes en el agua. Hasta ahora se empleaban a tal fin locos de bentonita y carbón activado y además ofrece resultados mucho mejores en presencia de calcio o sodio, materiales que normalmente complican bastante la cuestión.

Una vez impregnado con los materiales radioactivos y libre de los mismos el agua. El resultado sigue siendo radioactivo, pero dada la facilidad para la combustión del óxido de grafeno el residuo resultante puede someterse a un tratamiento térmico que da como resto una cantidad compactada de material que permite un manejo menos complicado.

Todo esto podría ayudar de manera decisiva a solucionar las consecuencias de desastres como el de Fukushima además de abrir la puerta a una nueva era de tratamiento de residuos radioactivos.

vINQulo

Rice University

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor