El 19% de los usuarios españoles de redes sociales almacenan en ellas contraseñas bancarias

Gestión de la seguridadSeguridad

La fecha de cumpleaños, nombre de mascota o nombre de algún ser querido son la claves que más frecuentemente se usan en España.

La seguridad en las cuentas bancarias parece algo efímero dados los datos que muchas veces se ponen en común a través de las redes sociales. Casi un 20 por ciento de los usuarios españoles de redes sociales como Facebook, Tuenti, etc. suelen albergar en estos portales datos que normalmente se utilizan para establecerse como contraseñas bancarias y a los que pueden acceder todos sus contactos.

Ipsos, ha realizado un estudio para Pay Pal, que ha tenido en cuenta las preocupaciones relacionadas con Internet y los hábitos de compra en la red en seis países: España, Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia y Reino Unido.

En el mismo se desentraña que los compradores on line españoles usan en su mayoría (21 por ciento) su fecha de cumpleaños como contraseña, tras lo que le siguen el nombre de la mascota (15 por ciento) o el de algún ser querido (14 por cierto). Estos datos serían generalmente compartidos mediante las redes sociales, sobre todo por los residentes en España, Francia y Alemania más proclives que los anglosajones a desvelar estos datos. Sin embargo de la septena de países evaluados España es donde menos alcance tienen aún estas redes (34 por ciento).

Identidad robada

Los países anglosajones, pese a ser menos proclives a desvelar datos en páginas como las de redes sociales, son los que más robos de identidad han sufrido. Así en Canadá, Estados Unidos y Reino Unido un 10 por ciento de los compradores en Internet se han visto suplantados frente al 5 por ciento de los países del continente europeo.

En España en el 35 por ciento de los clientes afectados por este tipo de estafas se enteran una vez reciben el extracto de su tarjeta de crédito y en un 21 por ciento cuando su banco se dirige a ellos. Las tarjetas serían efectivamente la forma de pago on line usada más frecuentemente (53 por ciento). Esto es en parte por costumbre (33 por ciento), pero también porque así lo exige el vendedor (22 por ciento).

Pocos cambios en claves

Los españoles son los más perezosos a la hora de cambiar contraseñas. Según el estudio de Pay Pal un 63 por ciento lo hace menos de una vez al año o sólo cuando se lo requieren, seguidos de cerca por los franceses con un 61 por ciento. En este sentido, los alemanes son los que más se preocupan por la seguridad de sus contraseñas y sólo el 28% las ha compartido alguna vez con sus familiares o amigos, mientras, por ejemplo, en España este porcentaje se eleva al 41%.

Desde PayPal advierten: “Se deberían usar diferentes contraseñas en cada web en la que realicen compras e incluir una combinación de letras, números y símbolos. Si, por el contrario, usamos la misma contraseña en diferentes webs, es como si utilizásemos la misma llave para abrir la casa, el coche y la oficina. Si alguien nos roba esa llave, el peligro es mucho mayor”.

Autor: apayo
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor