El 21% de los españoles no podría vivir sin internet, que supera en consumo a la tele

Empresas

El panorama técnico en España no es totalmente malo, aunque “tiene una necesidad de equipamiento en el hogar en número de PCs”.

España presenta luces y sombras, aunque cada vez más tamizadas, en su relación con la red.
El país se sitúa por encima de la media europea en el acceso a internet a través de banda ancha, con un 86 por ciento de las conexiones a través de este canal frente a la media del 80 por ciento continental, como se desprende del último estudio Mediascope sobre el uso de la red en Europa que se presentó esta mañana en Madrid.
El informe, realizado por la European Interactive Advertising Asotiation (EIAA), se acerca a los ciudadanos del Viejo Continente a través del muestreo telefónico, para obtener un panorama global y específico del mercado publicitario virtual.
“Estamos mejor que la media europea” en cifras de acceso a través de banda ancha, explica la Trade Marketing Manager de Microsoft Advertising España, Cecilia Francolí. “Nuestra banda ancha no es tan rápida como otros países, por eso el consumo no es tan intenso como en otros países”, puntualiza su homólogo en Yahoo! España, Carlos Relloso, que habla de un ADSL “más estrecho que en otros países”.
A esta velocidad menos rápida que la de la competencia y a unos precios más elevados que los de las compañías del entorno, el equipamiento técnico español también deja mucho que desear. “España tiene una necesidad de equipamiento en el hogar en número de PCs”, explica Relloso.
A pesar de estas dificultades técnicas, la red es cada vez importante para los ciudadanos españoles. El 21 por ciento de los ciudadanos no podría ya vivir sin la red y la navegación por el ciberespacio ya ha superado a la televisión como medio de comunicación con un consumo mayor en la franja de entre 16 a 24 años.
“También hay un uso tremendo de la red en el ámbito profesional”, explica Carlos Relloso. De hecho, durante la jornada laboral se producen picos en el consumo de contenidos virtuales en perjuicio de los medios de comunicación tradicionales.
Atractivo publicitario
“El único medio de comunicación que sigue creciendo es internet“, apunta Cecilia Francoli. Cada vez más apreciada por los consumidores españoles y europeos (donde el número de ciudadanos que no podría vivir sin la web sube hasta el 35 por ciento), su atractivo publicitario crece de forma paralela.
“Crece porque la audiencia está ahí”, añade Francoli. Aunque los profesionales del sector son conscientes de que “la publicidad es el mercado más conservador que existe, incluso más que la banca”, como apunta el presidente de EIAA, Michael Kleindl.
La crisis podría ayudar a cambiar este panorama. “Los medios que piensan que tras la crisis van a volver donde estaban antes, se equivocan”, avanza Kleindl. “Party is over (la fiesta se ha terminado)”, recalca.
Los ponentes recuerdan casos prácticos para marcar la senda hacia el futuro. En Reino Unido, Google es ya el mayor medio de comunicación del país y, en España, el portal de Microsoft, MSN, cuenta ya con una audiencia que supera a algunos canales de televisión nacionales.
“La recesión es el momento de la reorganización”, explica Carlos Relloso. “Hay que cambiar rápidamente el panorama, porque la ola viene grande”, añade Kleindl.
En este mercado, el behavioural target toma cada vez más fuerza. “A los usuarios no les importa en absoluto que les dirijan los anuncios”, señala Francoli, que destaca que el 54 por ciento de los europeos y el 61 de los españoles ven como algo positivo este tipo de publicidad.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor