El aeropuerto de LA instaura un nuevo sistema de seguridad “por sorpresa”

Seguridad

El aeropuerto internacional de LA acaba de poner en marcha un nuevo sistema de detección de terroristas basado en la aleatoriedad de los puntos de control.

Los puntos de control antiterrorista pueden estar tanto en el baño como en la cola del McDonalds. Uno nunca lo sabe, porque a partir de ahora el aeropuerto internacional de LA se guía por un software llamado ARMOR que indica a los agentes dónde deben situarse para hacer los registros de forma aleatoria.

El sistema ha sido desarrollado por la Universidad de California del Sur y se cree que es el primero de este tipo que funciona en la práctica. ARMOR pretende detectar a los terroristas en su fase de vigilancia. Se cree que los terroristas estudian los lugares que van a atacar incluso dieciocho meses antes de actuar. En esa fase, los terroristas descubren la manera en la que se realizan los controles de vigilancia. Por eso, con el nuevo sistema aleatorio, este estudio es imposible.

Lo cierto es que la aleatoriedad no es tan fácil como uno puede pensar. El ser humano tiende a seguir ciertos patrones de actuación, incluso de forma inconsciente. Por eso se ha dejado este aspecto a una máquina, para que el factor sorpresa sea absoluto, incluso para los propios policías.

El software utiliza inteligencia artificial y teorías del juego para establecer los algoritmos de actuación aleatoria. Una cuestión matemática, la de la suerte.

Más información aquí.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor