El archivo de los aborígenes australianos, con DRM

Seguridad

El nuevo sistema de gestión de derechos digitales utilizado por la comunidad aborigen de Australia pretende restringir el acceso a su base de datos cultural, una medida que se basa en la privacidad y no en los beneficios económicos.

El archivo Mukurtu Wumpurrarni-kari reúne las tradiciones e idiosincrasia de la comunidad aborigen de las Tierras del Norte de Australia. Los aborígenes tienen unas leyes muy estrictas sobre lo que la gente puede saber de sus creencias y tradiciones. Por ejemplo, los que no pertenecen a la comunidad y las mujeres no pueden ver ciertas cosas y los hombres no pueden conocer en qué consisten algunos ritos femeninos.

Por eso los informáticos responsables del archivo decidieron que la única forma de mantener este espíritu ancestral era introducir una forma de DRM. El software pide a todo aquel que quiere acceder al archivo que se registre con su nombre, edad, sexo y comunidad a la que pertenece. Después niega el acceso a la parte del archivo que no le corresponde.

En el archivo existen fotos de la comunidad que se remontan a los años treinta. Por eso era tan importante preservar lo que había, buscando una solución que no contradijera la cultura de este pueblo. Kimberly Christian, responsable del software, cree que han conseguido un sistema bastante respetuoso con todos: “No sólo había que archivar la información que tenían sino encontrar la manera de hacer que el acceso atendiese al género, el sexo y el parentesco de las personas”.

vINQulos
BBC

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor