El bajo rendimiento de las aplicaciones trae de cabeza a los CIO

OperadoresRedes

La mayor parte de los responsables de tecnología afirma que sólo pone remedio cuando ocurre un incidente, según un estudio de Forrester Consulting.

La mayor parte de los departamentos de TI de las empresas no presta atención al rendimiento de sus aplicaciones críticas y tan sólo actúa cuando se produce algún incidente.
Esta es una de las conclusiones que se extrae del estudio encargado por Compuware a Forrester Consulting, que analiza las consecuencias para el negocio del bajo rendimiento de las aplicaciones críticas. Según el informe, el 64% de los responsables de tecnología asegura que éste es un aspecto fundamental y que influye directamente en importantes pérdidas financieras para las empresas si no se rinde de manera óptima.
Sin embargo, la mayoría de ellos también afirma que en sus compañías no actúan de manera proactiva, previniendo incidentes, sino que esperan a que ocurra algún desastre para poner remedio.
El estudio también señala que el 47% de los CIO declara que a pesar de que sus herramientas de monitorización reflejen que las aplicaciones están funcionando correctamente, los usuarios finales se quejan de bajo rendimiento.
Igualmente, hasta un 64% de los CIO reconoce que muchos problemas que tienen en este sentido no son detectados hasta que se quejan los usuarios.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor