El CAPTCHA de Gmail, hackeado

Cloud

El mecanismo de seguridad que trata de diferenciar entre humanos y bots en el registro de cuentas en Gmail ha sido creackeado, y aunque se trata de un método complejo, se vuelve a demostrar que los spammers son muy, muy creativos.

La empresa Websense Security Labs ha descubierto el agujero de seguridad en el sistema de autenticación ‘humana’ de Gmail, que hace uso del tradicional CAPTCHA (Completely Automated Public Turing test to tell Computers and Humans Apart)  para que los usuarios que se registren no sean los peligrosos bots de los spammers.

Al parecer el proceso no fue sencillo, y necesitaron dos máquinas anfitrionas con el bot para crackear el código captcha, mientras que anteriormente sólo se había necesitado una para hacer lo propio con el sistema de Windows Live Mail, que también fue crackeado – al parecer por el mismo grupo.

Este sistema muestra una serie de cifras y letras mayúsculas y minúsculas desordenadas y ‘ofuscadas’ mediante diversas técnicas: mientras que los humanos son capaces de distinguirlas sin demasiado esfuerzo – aunque incluso a veces a nosotros nos cuesta – los bots lo tienen mucho más complicado. El reconocimiento de formas parece haber entrado en escena y muchos algoritmos logran descifrar parte de esos CAPTCHAs, pero no todos. Sin embargo, los spammers están tratando de luchar contra ese propósito, y por lo visto algunos están logrando superar esa barrera.

vINQulos 

Ars Technica

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor