El CEO de Sony demanda locura a sus directivos

Empresas

Howard Stringer, en una reunión privada ante dirigentes de la empresa que revela The Wall Street Journal, pidió más “imaginación” a sus empleados.

Sony celebró el miércoles una reunión a puerta cerrada en Tokio a la que acudieron más de 1.000 dirigentes de la compañía de todo el mundo. Cita en la que el CEO de la compañía, Howard Stringer, marcó las líneas maestras para el próximo curso. Y The Wall Street Journal desvela hoy el contenido de la reunión.
En ella, Stringer empleó un lenguaje directo para motivar a sus empleados, a los que pidió más agresividad para recuperar la posición de liderazgo de la industria electrónica. “Os pido que os volváis locos”, señaló a los asistentes, a los que demandó asimismo más “energía”, “empuje” e “imaginación” en sus puestos de responsabilidad.
Este año es particularmente importante para Sony ya que ha completado un ciclo en la gestión de la empresa y está desarrollando la nueva estrategia de crecimiento para los próximos tres años.
Cuando Mr. Stringer se puso al frente de la empresa japonesa en junio de 2005, las principales unidades de negocio de Sony estaban perdiendo dinero, había luchas internas y los diferentes grupos de trabajo eran reacios a trabajar unos con otros.

Para poder resolver esta situación, Mr. Stringer utilizó el slogan ‘Sony United’ para animar a los empleados a trabajar en conjunto. También tuvo que hacer una buena limpieza en la empresa, cerrando varias fábricas, recortando empleos y eliminando aquellas partes del negocio que no eran rentables.
Para empezar, el grupo electrónico espera que en el actual curso fiscal las unidades de videojuegos y televisores vuelvan a se rentables.

Sony se enfrenta en el momento actual a una gran competecia, pero Stringer lo tiene claro: hay que incidir en áreas donde la compañía debe tener un papel mayor, como la energía o la medicina.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor