El ciber ejército chino toma medidas contra la disidencia en Internet

Cloud

El Gobierno chino, respaldado por sus hordas de ciber-policías, está intensificando y expandiendo a otros países formas cada vez más sofisticadas de restringir Internet.

Según Reporteros sin Fronteras, China está exportando su tecnología y sus formas de actuación a otros regímenes represivos dispuestos a aprender del éxito de este país en sus restricciones con Internet. Entre estos países se encuentran Vietnam, Siria, Libia e Irán.

China cuenta aún con la mayor cárcel para ciber-disidentes, con 52 personas encarceladas por actividades relacionadas con la Web, actividades que las autoridades chinas consideran inapropiadas, según Reporteros sin Fronteras.

Las técnicas anti-Internet de China son cada vez más sofisticadas. Si unimos esto a su creciente influencia global, no es extraño que haya preocupación respecto a las consecuencias que puede tener el que esté haciendo de su censura una marca nacional y exportable. El informe dice que puesto que China tiene una influencia política cada vez mayor, no sería descabellado pensar que su modelo de Internet, basado en la censura y la vigilancia, se impusiese en el resto del mundo.

El presidente chino Hu Jintao ha pedido ya al Partido Comunista que “purifique el entorno de Internet”.

China e Irán se muestran dispuestos a filtrar los vídeos que puedan ser demasiado “subersivos” para China y demasiado “inmorales” para Irán.

Más aquí.

Traducción del artículo de Nick Farrell publicado el 2 de febrero de 2007.

vINQulos

Noticia original

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor