El hacker que pirateó ordenadores oficiales estadounidenses apela su extraditación

Seguridad
0 0 No hay comentarios

El pirata informático lleva desde 2002 intentando evitar que las autoridades británicas le envíen a Estados Unidos para ser juzgado.

El hacker británico Gary McKinnon ganó el pasado viernes el derecho de apelar la decisión tomada el pasado mes de agosto por la justicia británica y que autorizaba su extradición. McKinnon ha estado luchando contra las decisiones de extradición desde que en 2006 un tribunal decidió que podría ser juzgado en Estados Unidos.
Este pirata informático penetró entre febrero de 2001 y marzo de 2002 en una gran cantidad de ordenadores gubernamentales y pirateó una centena de ordenadores de la NASA y del Pentágono. Las autoridades estadounidenses estiman que estas actividades les han costado unos 750.000 dólares.
Según publica Reuters, dos magistrados del Tribunal Supremo decidieron que McKinnon podía apelar la decisión de aprobar la extradición tomada por Jacqui Smith, ministra de interior del Reino Unido. Al hacker se le ha diagnosticado el Síndrome de Asperger, y los abogados han alertado a las autoridades de que si fuera extraditado, podría correr riesgo de suicidio.
McKinnon había apelado esta última decisión ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, el cual decidió no intervenir en la extraditación.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor