El internauta condenado a prisión buscó evitar la vía civil

Empresas

La primera sentencia española contra una página con enlaces a descargas fue el resultado de un acuerdo entre los abogados, confesó el joven.

Un joven de 22 años conocido como Kuve se convirtió en el primer internauta español condenado por administrar una página web con enlaces a descargas de contenidos que violaban la propiedad intelectual. La sentencia del Juzgado de lo Penal 1 de Logroño, que establece una condena a seis meses de prisión y al pago de 4.900 euros como compensación, es inédita y podría sentar precedente, aunque, según confesó el propio joven, fue acordada entre los abogados demandantes y su abogado defensor.

Kuve señaló que, al declararse culpable, buscó evitar los perjuicios que podían derivarse de la vía civil. “La decisión de aceptar el acuerdo se tomó por recomendación de mi abogado, en primer lugar para ajustar a unas cifras asequibles la compensación económica por daños y perjuicios, y en segundo lugar para evitar los costes económicos y la posible repercusión personal que podría tener un pleito que se alargara en el tiempo”, comentó el internauta en declaraciones reproducidas por Europa Press.

El joven había sido demandado por la Asociación de Editores y Desarrolladores de Software de Entretenimiento (ADESE) y la Unión Videográfica Española (UVE), dos entidades que consideraron que, con su página web, atentaba contra la propiedad intelectual y perseguía intereses lucrativos.

Kuve manifestó su esperanza respecto a que la condena no tenga repercusión en otros juicios que todavía están en curso. “Me gustaría animar a los webmasters a luchar y defender los intereses de todos los internautas”, agregó.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor