El inventor de la pistola de agua pretende doblar la eficiencia solar

Empresas

Las células fotovoltaicas siguen siendo aún costosas y poco eficientes. Lonnie Johnson, inventor de la popular pistola de agua (1988) que hace las delicias de los niños en verano, ha desarrollado un motor de calor en estado sólido que convierte el calor del sol en electricidad con un 60 por ciento de eficiencia.

Este porcentaje supone el doble de lo que producen los procesos solares actuales. El sistema se llama JTEC (Johnson Thermoelectric Energy Conversion) y está financiado por la National Science Foundation, por lo que suponemos que no se trata de ningún juguete.

Además de inventar las pistolas de agua, Johnson es ingeniero nuclear y tiene en su poder más de 100 patentes registradas. La nueva tecnología se parece mucho a una pila de combustible en la que circula hidrógeno dentro de un circuito cerrado. En el proceso, no se desperdicia energía ni hidrógeno. El JTEC podría alimentarse del calor que se desprende en la combustión interna del motor o de las turbinas. Como no tiene piezas movibles, no se produce fricción y da lugar a pocos fallos mecánicos.

El sistema puede operar a pequeña escala o generar megavatios de energía. Johnson espera tener un prototipo del JTEC de baja temperatura (200 grados centígrados) dentro de un año.

vINQulos
Popular Mechanics

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor