El iPhone 3G sigue teniendo Bluetooth capado

Movilidad

La llegada de la segunda generación de iPhones con conectividad 3G era muy esperada, pero eso no significa que se trata de dispositivos perfectos. De hecho, la conectividad Bluetooth sigue estando muy limitada, algo que no ha cambiado desde el modelo original.

Ya ocurre con los iPhones que aparecieron hace casi un año: a pesar de su soporte Bluetooth, dicha tecnología sólo podía utilizarse de forma muy limitada, ya que estaba reservada para ser usada con el manos libres comercializado por Apple, pero poco más. Ni sincronización con ordenadores vía Bluetooth, ni utilización como manos libres directo con soluciones de terceros en el coche, ni, sobre todo, uso como módem, aunque solo fuera en modeo GPRS.

Y la aparición del iPhone 3G no ha cambiado el panorama. A pesar de la buena acogida de este modelo, que ya integra conectividad 3G y receptor AGPS para aplicaciones de geoposicionamiento, existen fallos fundamentales en sus prestaciones, y la más destacable probablemente es la ausencia de una conectividad Bluetooth abierta y no capada, como ocurre en este modelo. Precisamente ahora que ya integra conectividad 3G y HSDPA sería el momento de habilitar su funcionamiento como módem 3G.

Lo cuentan MuyComputer, donde han podido hablar con Paco Lara, responsable de prensa de Apple España, que ha confirmado que la implementación de Bluetooth en este nuevo modelo es idéntica a la de los primeros iPhones.

vINQulos

MuyComputer

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor