El iPhone peligra en Francia

Movilidad

La legislación francesa sobre la “venta ligada” abusiva pone en peligro la estrategia de Apple basada en dar exclusividad a un operador para la distribución de su iPhone: Orange y Apple no se ponen de acuerdo.

La estrategia de elegir a un operador en cada país para la distribución del iPhone a cambio de recibir un porcentaje sobre ingresos es único, y sólo podía hacerlo una empresa como Apple.

Pero en Francia, la compañía de la manzana se ha encontrado con el talón de Aquiles de la legislación napoleónica que prohíbe sencillamente la llamada “venta ligada”. Los operadores tienen sólo una forma de capear esa restricción, y es a través de las subvenciones. Es decir, los fabricantes pueden ofrecer móviles ligados a un contrato con una operadora determinada si los ofrecen más baratos. Si el usuario quiere comprarlo “liberado”, puede hacerlo, pero tendrá que pagar más.

¿Qué ocurre entonces con Apple? En Francia los iPhone se pueden comprar en cualquier sitio, pero valen más baratos con contrato en las tiendas de Orange. De esta bajada de precios se beneficiaría la empresa de Cuppertino.

Primer problema: el iPhone, en los otros países, se compra en las tiendas de Apple y se contrata al operador a través de las tiendas iTune. Lo que hace que el operador pierda bastante dinero.

Segundo problema: aunque pensemos que los clientes del iPhone vayan a comprar el teléfono en Orange, Francia será el único país donde podrá venderse “liberado”, por lo que Apple pierde ese “privilegio” que ha conseguido imponer hasta ahora.

Y este es el quid de la cuestión. La solución que ha encontrado Steve Jobs es subir la comisión exigida a Orange, pero el operador parece no estar dispuesto a dejarse manejar así. Si no llegan a un acuerdo, no habrá iPhone en las tiendas francesas estas Navidades, como se esperaba.

vINQulos

Ratiatium

Reuters

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor