El levantamiento del embargo a Cuba revolucionaría el sector TIC del país

Empresas

Las teleco estadounidenses ya pueden competir por licencias en la isla.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, acaba de levantar el embargo del envío de remesas de dinero a Cuba, así como ha introducido la posibilidad de que sus ciudadanos viajen al país. Un primer paso en la apertura del embargo económico que podría, además, ser el inicio del camino hacia una mayor relación tecnológica entre los dos países.
De hecho, además de remesas y viajeros, los cubanos podrán recibir las telecomunicaciones americanas. “Somos partidarios de que la gente en Cuba tenga más información en lugar de menos información”, explica un asesor especial de Obama a la agencia Reuters.
La Administración demócrata permitirá a las teleco estadounidenses competir por licencias en el país, algo que no podían hacer hasta ahora, lo que llevará a la llegada de fibra óptica y satélites americanos a las comunicaciones cubanas. Además, los canales de televisión y radio estadounidenses llegarán al país caribeño.
Los cubanos pueden tener libremente teléfono móvil desde marzo de 2008, lo que ha convertido a la isla en uno de los mercados más atractivos de la zona, al ser un terreno virgen en el que todas las empresas se verán obligadas a partir de cero.
Por lo de pronto, Telecom Italia es la compañía occidental instalada en el país, aunque ya ha confirmado que está cada vez menos interesada en el país y ha despertado el apetito de otras empresas del sector.
Telefónica es una de las teleco que podría entrar en Cuba. La española confía en América Latina para continuar con sus positivas tasas de crecimiento y la isla podría ser uno de sus mercados naturales. En diciembre, mantenía “conversaciones informales” con Telecom Italia para hacerse con este mercado.
La española podría ahora competir con toda la artillería pesada del mercado de las telecomunicaciones estadounidenses, a quienes la proximidad geográfica podría beneficiar en ciertos aspectos técnicos.
Otros campos
Las telecomunicaciones son el segmento más claramente beneficiado, y por ahora el único, del mercado de las nuevas tecnologías, aunque la situación de la isla ha, hasta ahora, perjudicado a otros segmentos, como el software propietario, e impulsado otros, como el libre.
Cuba es uno de los países que en los últimos meses anunció su propio SO, Nova, desarrollado sobre Linux, para mantener una mayor independencia en este mercado y suplir las carencias que el embargo imponía en este nicho.
Al no poder traer las nuevas versiones desde Estados Unidos, los cubanos no pueden actualizar sus equipos Windows sin usar copias piratas del SO de Microsoft, por lo que lo natural era girar hacia el software libre.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor