El LG Prada no es un iPhone pero es imprescindible – o eso dicen

ComponentesWorkspace
0 0 9 comentarios

Aunque el hecho de que lo utilizara Laura Ocaña en el 3GSM le confiriera una condición semi-divina, aparentemente el LG KE850 Prada es «sólo un teléfono». Aunque no cualquier teléfono móvil, como ha podido comprobar en vivo Trusted Reviews. Es un teléfono «con estilo, sexy, bien pensado, con buenas funciones» pero no es un iPhone,

Aunque el hecho de que lo utilizara Laura Ocaña en el 3GSM le confiriera una condición semi-divina, aparentemente el LG KE850 Prada es «sólo un teléfono». Aunque no cualquier teléfono móvil, como ha podido comprobar en vivo Trusted Reviews. Es un teléfono «con estilo, sexy, bien pensado, con buenas funciones» pero no es un iPhone, no es un smartphone y no tiene teclado QWERTY en pantalla ni físico. Sin embargo, si tiene mucho más, incluyendo el precio y más imágenes, después del «Continued…»

La “única cosa” que comparte con el iPhone es una buena pantalla (no parece, a juzgar por las fotos), falta de soporte 3G, cámara de 2 megapixel, reproductor multimedia, juegos y el mismo tipo de barra deslizante en pantalla para desbloquearlo. Vamos, que es como el iPhone excepto que no tiene todas las tonterías que la mayoría de la gente nunca va realmente a utilizar. Excepto los pirados de siempre, claro. Como yo.

Aún así, con un peso de 84 gramos y 12 milímetros de grosor, parece que el Prada va a terminar siendo El-Teléfono-Imprescindible-Para-Ser-Un-Guay-Pero-Que-No-Es-Un-iPhone™ del año. Hasta que te dicen que va a costar 60 euros con contrato, momento en el que te das cuenta de que lo va a tener todo el mundo. Personalmente, me da absolutamente igual, Laura estuvo jugando con uno y eso para mí es suficiente. Y sí, soy así de lamentablemente absurdo, qué se le va a hacer. — Jesús Díaz Blanco

Hands On With The LG Prada Phone [Trusted Reviews]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor