El mercado online, básico para las empresas

Empresas

Eric Onidi, Sales and Business Development Manager de Amen para Europa, da las claves para que cualquier emprendedor monte una tienda en Internet.

Las pymes de nuestro país están empezando a confiar cada día más en las posibilidades de tener una versión online de su negocio, porque supone una inversión económica reducida y en cambio es una manera sencilla y eficaz de poder ofrecer sus productos a potenciales compradores ubicados en cualquier parte del mundo.
Por tanto, Internet se alza como una nueva vía para incrementar sus opciones de negocio y aumentar su cuenta de resultados. En épocas de vacas flacas toca agudizar el ingenio especialmente, y tener una tienda online es una solución muy práctica para todo tipo de negocios por pequeños que sean.

En contra de lo que muchos piensan, no es necesario ser un usuario avanzado de Internet para dar forma a un negocio en la red, porque para definir qué modelo de tienda responde a las necesidades concretas del comerciante y crear una tienda virtual en el mercado existen diversos packs diseñados para “acompañar” al cliente, guiar sus pasos y asegurar el éxito del proceso.
De esa manera, cualquier persona –al margen de sus conocimientos informáticos- recibe nociones básicas que le permiten gestionar de forma autónoma su sitio web y la interfaz de administración de la tienda. Lo más importante es transmitir al empresario que se embarca en esta provechosa aventura que se trata de una herramienta “dinámica”, porque el comercio online no puede ser un mero “póster” colgado en la red de manera pasiva.
Ha de ser consciente de la necesidad de actualizar los contenidos periódicamente, informar de las últimas novedades y ofertas, y, en definitiva, concebir esta herramienta como un “elemento vivo” imprescindible para establecer un canal de comunicación fluido con el cliente.

Aumenta la confianza en Internet
Cada día más, se está evidenciando la necesidad de tener presencia en la red para no ser desbancado por la competencia y perder posibles oportunidades de negocio. Y es que a pesar de las dificultades que atraviesa la economía española, el comercio electrónico está esquivando la crisis ya que los datos más recientes muestran un crecimiento continuado desde el pasado año.
 

 
Así lo refleja el último informe de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) correspondiente al tercer trimestre del 2007. Según dicho informe el comercio online en España alcanzó un volumen de negocio de 999 millones de €, un 52% más que en el mismo periodo del 2006.
Además, esta misma fuente revela un la buena salud de las transacciones realizadas dentro del país, ya que el comercio electrónico generado en puntos de venta de Internet nacionales ha aumentado en un 76% respecto al tercer trimestre del 2006, generando un total de 4,3 millones de operaciones.

Gracias a Internet se puede comerciar en cualquier parte del planeta y a cualquier hora, los 365 días del año, por eso las pymes están empezando a descubrir las ventajas de apostar por la red como un nuevo puntal para su negocio.
Se está perdiendo el miedo a Internet, porque se ha hecho evidente que es una fuente de información rápida, prácticamente sin límites, dónde podemos encontrar aquel producto o servicio que deseamos, comparando en cuestión de segundos la oferta y precios de un gran número de compañías. Y la seguridad en la transmisión de información personal no debe ser un impedimento para el comprador, siempre que se especifique y explique de manera clara cómo se garantiza la seguridad de los datos de los compradores.
 

 
Para ello, sin duda, una buena ayuda es poder contar con la obtención y aparición bien visible del certificado de seguridad online (SSL) que asegure que los datos del usuario se están transfiriendo de manera encriptada al servidor con el que se establece la conexión. Así, por ejemplo, el nivel de seguridad alcanzado por las entidades bancarias en relación con las transacciones online es igualmente un argumento clave para generar confianza al comprador.

Recomendaciones a la hora de diseñar una tienda virtual
Con esfuerzo, ganas y cierta dedicación, igual que en cualquier otro proyecto, es posible desarrollar con garantías una iniciativa en la red. Sólo hace falta contar con el asesoramiento adecuado, para crear un producto a medida, que responda a las necesidades y características del negocio. En este sentido desde Amen hacemos especial hincapié en 6 recomendaciones básicas:

– Diseño atractivo: pensar un diseño original con el que se identifique la empresa, que se adapte a su imagen corporativa y se corresponda a los gustos de los clientes.
– Navegabilidad: cuidar la facilidad de acceso a la información, estructuración correcta de la página y diseño sencillo de los contenidos basados en pocos textos pero claros, acompañados de varias fotografías.
– Seguridad: garantizar la máxima seguridad en la transmisión de datos a la hora de efectuar el pago del producto o servicio en cuestión, incluyendo en la home una certificación de seguridad oficial. (SSL)
– Nuevos contenidos: actualizar la información de la tienda con la mayor celeridad y periodicidad posible (noticias, nuevos productos, imágenes, promociones especiales…) y hacer modificaciones en el site (página web) en función de las estadísticas de acceso a la tienda, etc.
– Fidelización: cuidar todos los aspectos que conciernen al cliente, como por ejemplo responder rápidamente a sus pedidos, enviar Newsletters informativas…
– Promocionarse en Internet: potenciar la visibilidad a la tienda en la red, particularmente en los motores de búsqueda. Es importante disponer de un excelente posicionamiento en los buscadores para las palabras claves que definen nuestro negocio. La publicidad online es igualmente una herramienta fundamental para dar más visibilidad a la web.


Las soluciones de comercio electrónico de Amen, basadas en el software de ePages, en la actualidad son unas de las mejores alternativas para dar forma a la versión virtual de una pyme.
 
Desde Amen apostamos por apoyar a los empresarios que quieren crear y autogestionar una tienda online profesional con soluciones adaptadas al tipo de negocio, el stock de producto (con packs para colgar un catálogo de 100, 1.000 ó hasta 5.000 productos), el mercado objetivo (adaptación en distintas lenguas), etc. Además, ofrecemos varios servicios adicionales de formación y asistencia para acompañar el empresario paso a paso en la creación de su tienda online.

Con más de 5.000 tiendas instaladas en Europa, nuestra compañía sigue innovando para dar respuesta fácilmente a todos los aspectos clave para gestionar un negocio online y hacer posible que las PYMES disfruten las ventajas de un mercado en expansión: el del e-commerce.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor