El nuevo escenario del Business Intelligence

Empresas

Tras un año repleto de adquisiciones, el sector ha quedado prácticamente relegado a cuatro actores, cada uno con un acento distinto.

El pasado ejercicio vivimos la mayor ola de compras y fusiones en el segmento de Business Intelligence (BI), estableciendo cuatro grandes actores que prometen ayudar a gestionar la información y trasladar el poder de decisión a miles de empleados.
Sin embargo, cada uno de ellos tiene su propia estrategia y, dada su trayectoria anterior o su más reciente adquisición, pone el acento en un aspecto distinto de las plataformas BI. En tan solo un año, Oracle se ha hecho con el control de Hyperion, SAP ha comprado Business Objects e IBM ha optado por absorber a Cognos, sin olvidar los esfuerzos de desarrollo y pequeñas adquisiciones de Microsoft.
Entre los cuatro suman la mitad de los 7.000 millones de dólares anuales que supone el mercado BI a escala global y que, según las estimaciones de IDC, se espera que crezca a un ritmo del 11 por ciento este año.
Oracle, SAP, IBM y Microsoft se han volcado en la integración de las herramientas BI convencionales -consultas, informes y cuadros de mando-, con el resto de software que comercializan, como bases de datos, ‘middleware’, aplicaciones empresariales y soluciones de colaboración.
A la par, estos cuatro grandes afirman mantener el soporte y la compatibilidad con las herramientas BI y el software de sus competidores, aunque queda claro que cada uno intentará llevarse al usuario a su terreno o especialidad tecnológica.

Especialista en datos
Comenzando por IBM, su visión del BI es resultado de una fuerte especialización en la gestión de datos, impulsando su fortaleza en bases de datos y ‘middleware’ como clave.
La compra de Cognos por 4.900 millones de dólares, completada en enero, ha sido la culminación de este proceso, aportando las herramientas necesarias para acceder a los datos y analizarlos en profundidad.

Igualmente, Cognos resulta una pieza esencial para la estrategia ‘On Demand’ de IBM, a la que también se han sumado otras compras como Ascential -firma de integración de datos que fue adquirida por 1.100 millones de dólares-, y FileNet, proveedor de gestión de contenido que supuso una inversión de 1.600 millones de dólares.

Su aproximación, centrada en la infraestructura más que en las aplicaciones, pretende crear una arquitectura de información a lo largo de toda la empresa, desde el ‘desktop’ hasta los repositorios de datos.


El poder transaccional
De otro lado, SAP es un maestro en la automatización de procesos y transacciones. Y su mayor apuesta consiste en ayudar a utilizar el BI para sacar más partido del ERP y de la gestión de la cadena de suministro.
En lugar de obtener esa lectura de datos más estáticos almacenados en los sistemas ‘data warehouse’, SAP propone extraer la información de aplicaciones vivas, tanto suyas como de otros proveedores.
De hecho, la compañía insiste en que Business Objects, adquirida en enero por 6.800 millones de dólares, opera como una división independiente. La razón es sencilla: más de la mitad de los clientes de Business Objects se apoyan en aplicaciones o bases de datos de Oracle.
No obstante, SAP enfatiza también el mayor poder del BI al integrar estas herramientas con su asentado ERP, apostando por un BI operacional que permite al usuario optimizar sus análisis eliminando latencias y actuar rápidamente sobre sus procesos empresariales.

Juntando las piezas
Oracle apostó hace ya unos años por unir las herramientas BI con las aplicaciones empresariales mediante la compra de Siebel Systems en 2005, situando a Siebel Analytics como su producto BI por antonomasia, denominado ahora Oracle Business Intelligence Enterprise Edition.
 

La compra de Hyperion el pasado año por 3.300 millones de dólares refuerza su oferta en este segmento. Y cuando tenga lugar la fusión con BEA Systems -valorada en 8.500 millones de dólares-, completará este círculo de aplicaciones y herramientas BI añadiendo el ‘middleware’ de BEA, algo esencial para obtener información en tiempo real desde los sistemas transaccionales.

Junto a su conocida base de datos, Oracle dispone de cerca de una veintena de productos relacionados con el BI que ha ido obteniendo de sus múltiples adquisiciones.


Crecimiento orgánico
Mientras, el mercado espera una mayor racionalización de toda esa oferta y conocer el posicionamiento de Hyperion y su integración con las herramientas de Siebel y el resto de compañías adquiridas.
Finalmente, Microsoft está obteniendo cada vez más éxito con el reciente lanzamiento de PerformancePoint Server 2007 y otros productos BI que la firma desarrolla internamente y en menor parte mediante compras.

Además, la integración de PerformancePoint con SharePoint Server, la base de datos SQL y herramientas como Office le permite trasladar al usuario una oferta con gran rendimiento y escalabilidad, pero sin olvidar la facilidad de uso.

PerformancePoint enfatiza esta unión de herramientas y simplicidad, en la que aparecen otras soluciones como Excel y las tecnologías de análisis y visualización que obtuvo con la compra de ProClarity.

Con todo y según IDC, los ingresos de la firma en BI aumentaron un 28 por ciento hasta los 480 millones de dólares en 2006, el crecimiento más rápido experimentado por los cuatro actores analizados en este reportaje.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor