El ocaso de General Motors mete a Cisco en el Dow Jones

Empresas

Las nuevas tecnologías sustituyen a la caída en desgacia industria del automóvil en el índice de referencia del mercado americano.

Era la medalla de plata a la longevidad en uno de los índices económicos más importantes del mundo: General Motors, el gigante automovilístico estadounidense, había entrado en el índice Dow Jones en 1915 y había durado un año y medio. Había vuelto a entrar en 1925 y había permanecido… hasta ahora.
La automovilística ya no puede continuar siendo el referente para la economía estadounidense y los responsables del índice económico, los mismos que del diario The Wall Street Journal, entre otros, la han explusado del paraíso financiero. Las puertas del cielo se abrirán para una empresa de tecnología. Cisco recoge el guante de la automotriz en desgracia.
“El endeble estado de General Motors no nos ha dejado otra opción más que la de sacarla del Dow”, apunta el editor jefe del índice, Robert Thompson, en un comunicado, al tiempo que apunta que su bancarrota la “descalifica” a pesar de su historia o su condición de “icono cultural”.
En su lugar, entra Cisco. La industria del ayer y el poderío del mundo del automóvil se eclipsa, por tanto, ante el empuje de la industria del mañana y de las nuevas tecnologías.
Cisco entra “porque sus productos de comunicación y computer-networking son vitales para una economía y una cultura aún en adaptación a la era de la información, como los automóviles eran esenciales en la América del siglo XX”, apunta Thompson.
Además de Cisco, también entrará Travelers sustituyendo a Citi en el índice, que seguirá por otra parte ponderando de la misma forma que hasta ahora. La entrada de la tecnológica y la aseguradora en el referencial se hará efectiva el próximo 8 de junio.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor