El sexo con amor, será posible en 2050… con un robot

Empresas
0 0 15 comentarios

Las relaciones sexuales con “emociones y personalidad”, es decir amor, serán una realidad para el 2050, según David Levy, autor del polémico libro “Amor + sexo con robots”. Sabíamos que la ciencia robótica avanza enormemente pero esto supera todo lo conocido y dejará a la manoseada muñeca/co hinchable en el cajón del olvido.

“Estamos hablando de relaciones de amor. Calculo que esto puede ocurrir dentro de 40 años. Será posible cuando haya robots que tengan emociones, personalidad, conciencia. Podrán hablarnos, podrán hacernos reír, podrán decirnos que nos aman, así como un humano podría decirte ahora: te quiero”, ha indicado Levy en una conferencia internacional que se celebra en la Universidad de Maastricht.

En solo cinco años, antes de que este tipo de robots alegre la vida de “tímidos, feos, quien tenga problemas sexuales o de personalidad o simplemente quien no tenga relaciones satisfactorias con humanos”, llegará un avance en forma de muñecas sexuales optimizadas, superiores a las que se venden en la actualidad”, dice Levy. Estas tendrán un discurso electrónico y sensores que les capacitarán para emitir “sonidos agradables” cuando los humanos acaricien sus “zonas erógenas”.

Los científicos trabajan en materia de personalidad artificial, emoción y conciencia, dice Levy, y algunos robots parecen ya como si estuviesen vivos. Sin embargo “llegar a relaciones amorosas es completamente diferente, y uno de los asuntos más difíciles de todas es la conversación”, explicando que este apartado está muy atrasado en la ciencia robótica.

“Usted desea que su robot sea capaz de hablarle de cosas interesantes; quiere una pareja que tenga intereses similares a los suyos, que le hable de una manera que le guste, que tenga un sentido del humor parecido al suyo”, explica el experto.

“Estoy seguro que ello ocurrirá dentro de unos 40 años, tal vez antes. Encontraremos robots, una pareja para conversar, nos hablarán y nosotros tendremos gusto en conversar con ellos, como si se tratara de verdaderas personas. Estoy seguro de eso”, afirma Levy que ha montado un buen pollo en la comunidad científica con estas tesis, que plantea complicados interrogantes éticos.

vINQulos
AFP

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor