El tribunal de la U.E confirma que Microsoft abusa de posición dominante con prácticas anticompetitivas.

Empresas

La corte de Luxemburgo acaba de confirmar la histórica multa impuesta en 2004 por la Comisión Europea de 497,2 millones de euros, rechazando el recurso interpuesto por Microsoft

Aunque la multa – la más alta de la historia de la Comisión – es una “propina” para los resultados financieros de Microsoft, marcará un hito en la política de competencia comunitaria.

De la importancia del caso da cuenta el traslado de un equipo de más de 100 abogados que contrató Microsoft para defender sus argumentos.

Aunque la confirmación estaba “casi cantada”, porque raramente el tribunal rechaza una decisión de la comisión por abuso de posición dominante es de vital importancia para todo el sector tecnológico.

Microsoft se aprovechó de la implantación de su sistema operativo Windows para expulsar del mercado a otros competidores y no habría facilitado la información necesaria para fabricar productos compatibles, según confirma el tribunal.

Además deberá comercializar una versión de Windows sin el reproductor multimedia Media Player y deberá suministrar información y protocolos a sus rivales para que puedan fabricar productos compatibles con el sistema operativo.

Un buen palo para Microsoft, que sentará las bases de cómo podrá actuar la UE frente a los monopolios de las grandes empresas. Intel y Google también acusados de posición dominante, ahora en el punto de mira.

vINQulos
EL País
El Mundo

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor